Comunidad masónica de Cuba dice no al diálogo con el régimen

La Gran Logia de Cuba, órgano rector de la masonería cubana, se negó a participar en una reunión con Miguel Díaz-Canel

En la tarde de este lunes la Gran Logia de Cuba, órgano rector de la masonería cubana, envió una carta a Miguel Díaz-Canel en la que le informó al mandatario que sus representantes no asistirían a una reunión pactada para este martes entre dicha organización con el dirigente del régimen.

Carta de la Gran Logia de Cuba a Miguel Díaz-Canel. (Foto: Mag Jorge Castro-Twitter)

La misiva, rubricada por el Gran Maestro I.H. Ernesto Zamora, se opone a la reunión con Díaz-Canel debido a que no fue invitado a dicha junta el Soberano Gran Comendador del Consejo Supremo de la Orden 33, José Ramón Viñas Alonso no fuese invitado

Viñas Alonso había dirigido una carta a las máximas autoridades del régimen por los sucesos acontecidos el pasado 11 de julio, por lo cual fue interrogado por la policía política pocos días después.

“Hacerle saber (a Miguel Díaz Canel Bermúdez) nuestro rechazo a su posición y dirección frente al país, por convocar, incitar y ordenar un enfrentamiento con violencia hacia el pueblo cubano, también detenciones contra manifestantes pacíficos y ciudadanos que piensan contrario al sistema que usted representa; al mismo tiempo declaramos nuestra inconformidad a justificar siempre la crisis en la que está sumida el país por causas de razones externas (Bloqueo), sin reconocer la responsabilidad e ineficacia del gobierno”, manifestó en su mensaje Viñas Alonso.

La actual carta es muestra de la unión inquebrantable entre todos los masones, ante la no convocatoria del Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba

“El propio Soberano alertó a la comunidad masónica sobre el tema, la posición adoptada por el Gran Maestro es honorable al priorizar la unidad de la fraternidad en momentos tan convulsos para la Patria”, explicó en Twitter el usuario Leo de la Torriente.

Según de la Torriente, “la no asistencia de la institución masónica a dicha reunión no es un acto de rebeldía, es muestra clara de nuestra unidad, la voluntad es dialogar desde el respeto a nuestros líderes democráticamente electos. Cualquier otra interpretación es ajena a la realidad SFU”.

Varias comunidades de la sociedad cubana han encarado las acciones de violencia y persecución que desató el presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez, secundado por el alto mando militar del país, durante los sucesos del 11 de julio.

Comunidades religiosas, estudiantiles y de índole civil apelaron a posturas humanistas, mientras que convidaban a que las acciones, luego de las protestas, se encaminaran hacia el respeto al disenso y la pluralidad, el debate en un espacio de diálogo y entendimiento.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%