Como después del 11J, vuelve el ‘maquillaje político’ de Díaz-Canel en medio de nuevas protestas

También en 2021 los medios oficiales y sitios gubernamentales presentaron al gobernante visitando barrios pobres a los que nunca antes había ido.

Miguel Díaz-Canel durante el trabajo voluntario. PRESIDENCIA CUBA / TWITTER

Los medios oficiales y perfiles del régimen comenzaron una nueva campaña de propaganda y lavado de imagen de Miguel Díaz-Canel a solo días de que masivas protestas en La Habana y otros puntos de Cuba fueran ahogados con represión, y horas después de que el pueblo de Jagüey Grande, en Matanzas, reclamara «¡Libertad!».

Ahora, como hiciera el régimen después que el gobernante llamara a sus adeptos a las calles a enfrentar las protestas pacíficas el domingo 11 de julio de 2021, lo que dio lugar a hechos de violencia y al menos a un fallecido a manos de la Policía, Díaz-Canel apareció rodeado de funcionarios en un trabajo voluntario en La Habana.

La estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN) informó que el funcionario participó en un «trabajo voluntario convocado por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en homenaje al comandante Ernesto Che Guevara en el aniversario 55 de su desaparición física».

Rodeado de su escolta de civil y por funcionarios del Partido Comunista y otros cargos oficiales, Díaz-Canel asistió a la recogida de ramas de árboles en el Reparto Juan de Dios Fraga, del municipio habanero de La Lisa, donde el azote del huracán Ian el pasado 27 de septiembre habría dejado destrozos.

Entre los asistentes estaban además, según la ACN, Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la oficialista CTC, miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas y de las Fuerzas Armadas. 

En videos y fotos compartidas más tarde por el Twitter de la Presidencia se aprecia también la presencia de Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del PCC en La Habana, entre otros funcionarios.

Tanto este como Díaz-Canel hablaron a los presentes, explicando los trabajos de recuperación tras el huracán, que dejó enormes daños en el occidente de Cuba, sobre todo en Pinar del Río.

En uno de los videos, Díaz-Canel afirma que «el Che está presente y no hemos renunciado al ideal de la formación del hombre nuevo», otro de los mantras del régimen, que siempre vuelve al triunfalismo cuando está en problemas.

También después del 11J los medios oficiales y sitios gubernamentales presentaron al gobernante visitando barrios pobres a los que nunca antes había ido, para supervisar obras de mejoramiento de las condiciones de vida y anunciar medidas que en muchos casos los pobladores habían estado exigiendo por años sin ser escuchados.

En esa fecha se le vio también en trabajos voluntarios junto a la primera dama Lis Cuesta, y como ahora, los medios oficiales ensalzaron su «esfuerzo».

No obstante, a más de un año de esos sucesos y del intento de lavado de cara del régimen, las protestas se extienden y el malestar es visible en toda la Isla.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%