Solo quedan dos meses y medio para que se acabe el año y todos saben que el PIB (Producto Interno Bruto) de Cuba será negativo, ¿en cuánto?

LA HABANA, Cuba.- Si buscamos en el diccionario la definición de la palabra embudo encontraremos lo siguiente: instrumento hueco, ancho por arriba y estrecho por abajo, en forma de cono y rematado en un canuto, que sirve para transvasar líquidos. A partir de ese concepto, cuando alguien quiere lo bueno para sí y lo malo para los demás se le dice que aplica la “Ley del Embudo”.

Esta es una de las características que utiliza la dictadura en su política exterior, e incluso la aplica también al pueblo de Cuba. En su última participación en la Mesa Redonda, el presidente Miguel Díaz-Canel dedicó unos minutos a algo que le molesta mucho, las críticas en Internet y los memes que se exhiben de él y su esposa.

En un momento de su intervención dijo: “hay un virtual ejército mercenario viviendo al amparo de una campaña pagada, que se enfrentan a intelectuales y artistas comprometidos con la Revolución o personas que se han negado a atacarla. Atacan con saña a dirigentes y líderes de opinión que defienden abiertamente la Revolución, y casi que lo que se promueve es un linchamiento virtual que apela a cualquier recurso, por denigrante que resulte, para silenciar voces y debilitar liderazgo”.

Todo esto analizado desde el lado de la dictadura, desde el lado de los que mal gobiernan, porque si fuera una comparación que cubriera ambas partes, también incluiría el hecho de que son muchos los que estando a sueldo del gobierno atacan con saña a quienes disienten, y les llaman mercenarios, terroristas, antipatriotas y toda una serie de improperios que se han hecho costumbre.

Todo esto sucede en las redes sociales, pero también en los medios de difusión del país, en manos del régimen. ¿Cómo se pueden defender los opositores? Fue la misma dictadura la que les dio esa oportunidad a través de Internet. Entonces se podría aplicar el dicho de: “Ojo por ojo y diente por diente”.

Según el Noticiero Nacional de la Televisión, en su edición estelar de las 8 de la noche, donde se denigra constantemente a los Estados Unidos de América, todo anda mal en ese país y lo más protervo que tienen es su presidente. Lo mismo dicen de países como Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia, etc. Todo lo que de ellos se informa es un “ataque” a quienes dirigen, y la estrella periodística para estas grandes ocasiones es Irma Shelton.

En otro momento de su intervención en el programa estatal del pasado día 8, Díaz-Canel aseguró que “se trata de mostrar o de probar incapacidad administrativa gubernamental en todo, y se ocultan los avances y progresos de nuestro país. Se ataca constantemente, y esto es un tema muy importante, es algo que tiene que tener bien identificado nuestro pueblo, se ataca constantemente y se denigran nuestras principales fuentes de ingresos, para estrangularnos: la salud, el turismo, las remesas, entre otros”.

No hay que probar que existe incapacidad administrativa gubernamental, eso está más que demostrado para este pueblo y para el resto del mundo. Se sabe que lo único que funciona bien en el país es la represión y los aparatos creados para tal efecto. Tampoco es necesario denigrar las principales fuentes de ingreso, porque la desidia que existe en cada una de las que el propio Díaz-Canel nombró es suficiente para que se sepa que no hay eficiencia en su trabajo.

Pero después de tanta crítica, en particular al presidente de Estados Unidos de América, Donald Trump, el gobierno de Cuba ha caído en lo que decían era una desatención al pueblo americano. Ahora, con la “nueva normalidad”, la dictadura va a hacer lo mismo, ocuparse más de la economía y menos del virus chino. Y estuvieron meses criticando desde La Habana la posición del gobierno “yanqui”.

Debemos advertir que si tomaron en serio la decisión de la unificación de la moneda y el cambio en las tasas, y la llevan a cabo en este momento, significa que debemos cavar la fosa para el féretro. No es posible que entre todos los economistas que asesoran la dictadura no haya uno que se atreva a decir la verdad, aunque quizás los que tienen en sus manos este proceso quieran que se acabe de hundir la economía.

Solo quedan dos meses y medio para que se acabe el año y todos saben que el PIB (Producto Interno Bruto) será negativo, ¿en cuánto?, eso sí, igual que siempre lo pondrán con el dedo.

El Presupuesto Nacional también está quebrado, y al parecer lo que quieren es echar más leña al fuego. ¿Cómo comenzará el 2021 en Cuba? Sin duda alguna más mal que como inició este fatídico año para todo el mundo.

Tomado De CUBANET

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.