Comienza el juicio contra las hermanas Garrido y otros cubanos manifestantes del 11J en Mayabeque

La Fiscalía pide penas de hasta 18 años.

María Cristina y Angélica Garrido Rodríguez, presas tras el 11J. MICHAEL VALLADARES/FACEBOOK

Este jueves comienza el juicio contra las hermanas Angélica y María Cristina Garrido y otras 22 personas que participaron en las manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio en la localidad de San José de las Lajas, Mayabeque, informó Radio Televisión Martí.

En el caso de las hermanas Garrido, Angélica enfrenta una petición fiscal de diez años de prisión por los delitos de desacato, atentado y desórdenes públicos mientras a María Cristina la Fiscalía le pide 15 años por los mismos delitos.

Luis Rodríguez, esposo de Angélica Garrido, dijo al medio de prensa estadounidense que la visitó este miércoles en la Prisión de Mujeres de Occidente, ubicada en el Guatao, La Habana.

«Ella está firme en sus ideales, en su fe en el Señor, pero le provoca cierta ansiedad qué sucederá con ella. Y es tan injusta la petición fiscal», afirmó Rodríguez.

«Sabemos que fue un ‘team’ de fiscales que se reunían todos los días hasta las 4:00AM, en todos los casos de los del 11J, de Oriente hasta Occidente: ‘vamos a soltar a este, a este sí, a este no’. Y, por supuesto, en cada zona había que coger algunos para echar miedo, para que no vuelva a suceder», añadió.

El régimen acusa a las hermanas Garrido de convocar a las protestas en su localidad, donde decenas de personas salieron a las calles gritando consignas contra el régimen.

Este miércoles la Embajada de EEUU en La Habana denunció lo arbitrario del proceso judicial contra las hermanas Garrido, quienes dijo han sido maltratadas física y psicológicamente en prisión.

«La Fiscalía busca condenar a 22 manifestantes de Mayabeque que participaron en el 11J con hasta 18 años de prisión, incluyendo a María y Angélica Garrido, maltratadas psicológica y físicamente Pedimos al régimen de Cuba que libere a todos los manifestantes», escribió la sede diplomática en Twitter.

A inicios de enero el esposo de María Cristina Garrido, el activista Michael Valladares, denunció a Radio Televisión Martí que las autoridades carcelarias prohibieron a ambas jóvenes reunirse juntas con sus familiares durante las visitas a la prisión de mujeres de El Guatao, donde se encuentran.

A partir de entonces, indicó Valladares, recibirán sus visitas en diferentes días en el presidio ubicado en ese poblado, en las afueras de La Habana. Según él, con ello el régimen busca separar a la familia y obligarlos a viajar dos veces cada semana hasta la prisión.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%