Coman menos: la petición del Gobierno norcoreano a sus ciudadanos hambrientos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Asia / Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

Muchos norcoreanos dudan que logren sobrevivir al invierno y menos aún aguantar otros tres años de hambre.

El dictador norcoreano Kim Jong-un AP

El Gobierno Kim Jong-un dice a sus ciudadanos que se ajusten los cinturones hasta al menos 2025, año en que reabrirá sus fronteras con China, que las autoridades norcoreanas cerraron el año pasado para protegerse de la expansión del coronavirus, lo que provocó una severa escasez de comida, publica RFA.

Fuentes que pidieron mantener el anonimato por razones de seguridad contaron a la publicación que muchos norcoreanos se han quejado de que podrían no durar hasta el invierno y mucho menos aguantar hasta mediados de la década.

«Hace dos semanas, dijeron en la reunión de la unidad de vigilancia del vecindario que nuestra emergencia alimentaria continuaría hasta 2025. Las autoridades enfatizaron que la posibilidad de reapertura de las fronteras entre Corea del Norte y China antes de 2025 era muy remota», dijo a RFA un residente en Sinuiju, ciudad ubicada en la frontera noroeste con la ciudad china Dandong.

«El déficit de comida ya es claramente una situación de emergencia y la gente está luchando con la escasez. Cuando las autoridades les dicen que necesitan conservar y consumir menos comida hasta 2025, lo único que pueden hacer es caer en la desesperación«, explicó la fuente.

«Algunos residentes están diciendo que la situación ahora mismo es tan seria que no saben siquiera si podrán sobrevivir al próximo invierno. Dicen que mandarnos a soportar la escasez hasta 2025 es lo mismo que mandarnos a morirnos de hambre«, agregó.

Al transmitir el mismo mensaje desolador a los habitantes de Hoeyrong, una ciudad de 150.000 habitantes en la frontera nordeste, los funcionarios intentaron presentarlo como resultado del exitoso manejo del país de la pandemia en un mundo devastado por el coronavirus, aseguró un residente de esta ciudad a RFA. 

«Dijeron en la reunión que la situación del coronavirus en otros países está muy mal, que el número de muertes relacionadas con el coronavirus está aumentando cada día en el mundo con rapidez», relató la fuente, que pidió anonimato para poder hablar con libertad.

De acuerdo a esta fuente, los ciudadanos no confían en las autoridades y se preguntan en qué país de la tierra las personas podrían estar atravesando más dificultades que ellos.

«Los residentes ya están luchando para sobrevivir y ya se han ajustado el cinturón. Se quejan por las poco realistas demandas de las autoridades y se preguntan cuánto más pueden ajustarse los cinturones», explica esta persona a RFA.

El Gobierno de Corea del Norte ha insistido en la necesidad de autosuficiencia desde inicios de este año. Uno de los mensajes claves de Kim Jong-un durante el octavo congreso del Partido (único) de los Trabajadores, en enero, fue que el país debía dejar de depender de las importaciones y resolver sus propios problemas. 

En abril, las autoridades dijeron a los ciudadanos que debían prepararse para una situación económica peor que la de la Marcha Ardua, el nombre con el que el Gobierno norcoreano bautizó la hambruna que mató a millones de personas, entre 1994 y 1998. Algunos cálculos estiman que el diez porciento del país murió de hambre.

En julio, el Comité Central ordenó a los ciudadanos comenzar a cultivar sus propios alimentos, en anticipación a la escasez que podía durar tres años.

La falta crónica de comida ya ha provocado muertes en el país de 25 millones de habitantes a raíz del cierre de la frontera entre China y Corea del Norte y la suspensión del comercio con China en enero de 2020, para evitar la expansión del Covidd-19.

Esto devastó la economía norcoreana e hizo que los precios se dispararan, sin las importaciones chinas que ayudan a cerrar la brecha entre la producción doméstica y la demanda.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) pronosticó en un reporte reciente que Corea del Norte consumiría 860.000 toneladas de comida menos este año, lo que representa el consumo de dos meses. El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas estimó que aproximadamente el 40% de la población norcoreana sufre desnutrición. 

El Gobierno de Corea del Norte culpó a factores externos fuera de su control de su incapacidad para alcanzar la autosuficiencia alimentaria y otros objetivos de desarrollo sostenible, en una reciente Revisión Nacional Voluntaria para la Organización de Naciones Unidas (ONU).

«Las continuas sanciones y el bloqueo a la República Popular Democrática de Corea del Norte, los severos desastres naturales que golpean al país cada año y la prolongada crisis sanitaria que comenzó en 2020, son los principales obstáculos que enfrentan los esfuerzos del Gobierno para lograr el desarrollo sostenible del país y mejorar la existencia del pueblo», decía el reporte.

Mientras las sanciones de la ONU y los Estados Unidos restringen el comercio de ciertas mercancías que podrían generar efectivo y recursos para los programas nucleares y de fabricación de misiles de Corea del Norte, el cierre de fronteras restringe todo el comercio y ha hecho que alimentarse sea cada vez más difícil para muchos norcoreanos, que sienten que el Gobierno está evadiendo sus responsabilidades, según dijeron varias fuentes a RFA.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.