Colas por pan en Ciego de Ávila: malabares para tapar la escasez fracasan

La situación se hace más precaria hacia el resto de las provincias de Ciego de Ávila, que a excepción de Baraguá, Chambas y Morón, cuentan con solo una panadería que expenda el pan liberado.

Colas en Ciego de Ávila por pan / Invasor

Aunque en Ciego de Ávila regaron las migajas por más establecimientos, la escasez sigue y con ello las colas de cubanos en la provincia que esperan hacerse del pan nuestro de cada día. Sin esperanza alguna de que lleguen a multiplicarse, el régimen cubano cambió el esquema de distribución que tenía en cuatro panaderías para ubicarlas en nueve unidades de comercio en la provincia. Pero no produjo más. La misma cantidad de panes que se estaban haciendo, ya por demás insuficiente, es la que pasó ahora a repartirse en estos centros.

Ante ello, las colas en la provincia no prometen terminar, a pesar del riesgo del coronavirus. “La operación que aplican los gobiernos locales va en dirección contraria; los dividen y paradójicamente, los multiplican”, critica el diario oficialista Invasor, en relación a la multiplicación pero de consumidores que se presentan a las afueras de los comercios esperando poder comprar, con suerte, el pan controlado por la libreta de racionamiento del régimen.

Distribución de pan en Ciego de Ávila del pasado mes de febrero

Pero es que del total de pan producido, admiten que no va directo a la venta, sino poco más de 13 mil panes son los que son ofrecidos a la población, mientras que cerca de 7 mil son puestos en manos de vendedores para consejos populares y/o zonas en cuarentena y el diferencial hacia las cafeterías de la ciudad.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.