Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
*Foto referencial tomada de El Nacional

Luis Milanés Núñez es con el nombre que se identifica en las redes sociales un cubano que colabora en Venezuela como parte de una misión del gobierno de la isla en ese país.

A raíz del ordenamiento monetario y cambiario que inició este año en Cuba, este y el resto de los isleños que cumplen misión en otras naciones, han visto cómo se afectan sus ingresos.

De ahí que, a través del grupo de Facebook ‘Profesionales cubanos de la salud por una Cuba de Patria y Vida’, Milanés Núñez explotó y dedicó duras palabras al Estado que lo envió a tierras bolivarianas.

Dejando claro que es revolucionario, vaya, como decimos en buen cubano, poniendo el parche antes de que caiga la gotera, esta persona asegura que fue a la misión pensando que valdría la pena para su bolsillo, pero la realidad ha sido muy distinta.

Cubita NOW reproduce su denuncia, de manera íntegra, a continuación:

Los Colaboradores que nos encontramos en la hermana República Bolivariana de Venezuela necesitamos respuestas, y cuando digo respuestas, me refiero a dejar de lado esas explicaciones banales que dan mil vueltas y se quedan en eso, justificaciones que no convencen y mucho menos satisfacen a nadie.

Estamos teniendo enormes pérdidas económicas y nadie se pronuncia sobre ello, como si realmente no importara.

Y hago mi primera aclaración para que no venga un manipulador y tergiversador a querer transformar lo que quiero decir en algo que no es: el que escribe es revolucionario Martiano, Fidelista, Antiimperialista de los que muere rodilla en tierra al lado de la Revolución Cubana, no un pitiyanqui manipulador de redes sociales…por eso es más dolorosa la situación, por el hecho de tener que utilizar un anonimato para protegerme; todos, si somos cubanos sabemos por qué, y usar un medio como éste a ver si al menos alguien se mueve a darle luz y esperanza a los colaboradores internacionalistas cubanos que tanto sacrificio brindan diariamente:

Primero: El cambio de moneda y la reforma salarial, con la venta de todos los productores en dólares norteamericanos, con el total desabastecimiento de las tiendas donde compramos con descuento, nos producen milenarias pérdidas, y explico cada detalle de lo mencionado para que vean hasta qué punto perdemos nuestro dinero, que, aunque sigue siendo físicamente el mismo, la capacidad adquisitiva es casi nula:

– Lo primero que no fue justo fue cambiarles a los colaboradores el CUC a 1 x 24, y no a 1 x 25, porque todos los que estamos aquí tenemos nuestras cuentas congeladas, y no pudimos ir, al menos a tratar de sacar y gastar ese dinero para evitar las pérdidas anunciadas; y es que el CUC que yo tenía en tarjeta tenía el valor de 25, no de 24 pesos, y no lo cambié porque yo quería, sino por decisión del Gobierno. Un peso parece bobería, pero mi pérdida inicial en mi cuenta de 15 mil cuc fueron de 15 mil pesos cubanos.

– La otra gigantesca pérdida es no contar, en ningún lugar del país, con ofertas para comprar, prácticamente nada, con el descuento del 30%…No hay nada que comprar, lo que nos obliga a sacar el dinero en efectivo para gastar en otra parte, perdiendo ese beneficio; estamos hablando de una pérdida de 300 CUC por cada 1000, o sea, al gastar así mis 15 mil CUC pierdo 4500 cuc, más de 108 mil pesos.

– Si para colmo tengo que comprar dólares a 50 pesos cubanos cada uno, para poder comprar en las tiendas en USD, incluyendo comida, lo que me va quedando de mis 15 mil CUC es…

– El aumento del salario ha traído un aumento de los precios, incontrolado; los que hemos estado en otros países dónde el Gobierno no tiene oferta suficiente para competir con el sector privado, sabemos que la especulación es inevitable: pueden poner multas de 1 millón, que hasta que no haya oferta los precios van a seguir subiendo. Por cierto, lo que me pagan en tarjeta de descuento, antes en CUC ahora en cup, hasta la reforma salarial era algo que valía la pena, pero dejó de serlo, por lo que he explicado hasta aquí, y por esto que expongo ahora, además…:

Yo ganaba cerca de 10 salarios básicos…al subir el salario, también los precios, lo que sigo ganando, que es lo mismo, son apenas 2 salarios. A eso yo le llamo una pérdida relativa, pero gigantesca, porque se me ha devaluado casi a cero. Y nadie se pronuncia por aumentar nuestras ganancias para compensar nuestras pérdidas: » No se puede porque el país sigue recibiendo el mismo pago por los servicios de la Misión bla bla bla…», y eso es cierto, pero el dinero que recibe el país es en dólares, o en Petróleo, que es lo mismo, y no está sujeto a las pérdidas a las que han sometido mis ya paupérrimas ganancias, si es que lo son.

¡A los colaboradores hay que subirles las ganancias!

Y se atreve Murillo a ofrecer una opción sin opción, firmar un papel, para convertir mi dinero en dólares virtuales y congelados, sin poder usarlos hasta que el país tenga liquidez…, y no hay fecha definida para eso. ¿De verdad alguien cree que yo soy millonario como para congelar mis ahorritos por tiempo indefinido? ¿Y de qué voy a vivir?

En eso se han convertido las respuetas a los colaboradores cubanos, a los que están dándole el pecho a la Covid 19, arriesgándose a morir, y muriendo incluso…respuestas sin contenido objetivo y sin fechas topes, sin luz al final del túnel, sin esperanzas. Con el tema «vuelos» ocurre lo mismo, acaban de suspenderlos totalmente por tiempo indefinido, y aquí hay personas con 20 meses sin descanzar, si pasan 3,4, o 5 meses más… por dios que somos personas, y eso está violando cualquier contrato, y cualquier derecho…después viene un tonto a un CDI a querer invocar sacrificios históricos en nombre de la Revolución, bla bla bla, para que la gente se quede callada y se trague, con las palabras, las lágrimas.

¡Vayan pensando en darles al menos 15 días de receso de actividades aquí en Venezuela en lo que llegan esos vuelos, que son personas!

Esos son revolucionarios, yo lo soy, lo siento, lo vivo, lo entiendo, pero, sobre todo, lo sufro, pero entiendan que los revolucionarios comemos, vestimos, calzamos, descansamos… y que, sin nosotros, tampoco habría Revolución!

Ahora una comitiva de psiquiatras y psicólogos va de ASIC en ASIC para «pasarle la mano a los ansiosos, alterados y deprimidos colaboradores» darle ánimos y aplaudir a los come candelas» y a los «incurables, desquiciados y traumados sin cura inminente» los meterán en una lista de vuelo kilométrica para volar a Cuba retornando para finales del 2021 con el diagnóstico de «stress postraumático irreversible» si antes no se corta las venas.

Estipendio en Venezuela para reírse con ironía porque no te alcanza para nada, obligados a «convertir los ahorros de Cuba en dólares americanos que utilizarás en el único país del mundo donde hasta el dólar se devalúa.

Dónde vamos a llegar, cuál será el resultado de todo esto:» ¿Será que esta misión no da para más? Cualquiera diría que la misión en Venezuela está como dice la biblia, viviendo los tiempos del fin»

100 % de acuerdo, no importa quien lo haya escrito ni de dónde salió lo único que dice es la VERDAD, duélale a quien le duela!

Y desgraciadme esta Pandemia si salimos ilesos y nos salvamos, habrá dejado un HERIDA TAN PROFUNDA EN LA ECONOMÍA CUBANA DESGASTADA, que será el justificativo del gobierno para nunca jamás darte en dólares lo que ahorraste con sacrificio, dejando a toda la familia y arriesgando hasta tu vida por un futuro que creíste prometedor y resultó incierto.

Y si mueres «en el campo de batalla que es tu zona roja» tu dinero congelado no creo que se le entregue a la familia, será necesario para levantar la economía depauperada del país.

Te creman y vas a una fosa común en un país que no es el tuyo, sin derecho a funeral, ni flores ni lágrimas. Te habrás llevado a tu tumba sólo el haber hecho el intento de salvar a la familia y morir en la orilla después de tanto nadar.

TOMADO DE CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: