Cola para comprar cigarros en Diez de Octubre termina en pelea

Las peleas en las colas son comunes en Cuba, donde todos los productos escasean

Dos mujeres estuvieron a punto de irse a los puños, mientras los llamados coleros intentaban separarlas. (Foto: Luis Alberto Dieguez-Twitter)

“Se calentó” el ambiente mientras decenas de personas esperaban en una inmensa cola para comprar cigarros en el municipio Diez de Octubre, en La Habana.

La temperatura pasó de “1000 grados”, escribió en Twitter el usuario Luis Alberto Dieguez, quien compartió un video de la escena ocurrida en plena calle. Dos mujeres fueron las protagonistas: se les ve gritar, gesticular de forma exagerada mientras los llamados coleros intentan separarlas.

El hombre no especificó la fecha exacta en que ocurrió el incidente, ni el nombre de las calles, pero episodios como ese son frecuentes en todo el país, debido a la profunda escasez, en todos los sectores, que sufre la Isla.

Durante el mes de abril, al menos dos niños se vieron involucrados en una pelea para comprar cigarros, según informó en ese momento el portal independiente CubitaNow.

“Mira esto, por cigarros en Cuba, con una menor de edad. Por cigarros, en la dictadura ‘de pin… esta”, se escucha decir a una persona en una grabación divulgada en las redes sociales.

En la Isla se hace cola para comprar todo: desde alimentos hasta las medicinas que las personas toman de manera permanente. A la escasez no escapa nadie, ni siquiera los ancianos que debería emplear el tiempo a su antojo tras toda una vida trabajada.

“Cada vez que hay medicamentos nuevos en la farmacia es lo mismo”, denunció la reportera Luz Escobar en su cuenta en Twitter junto a un video donde se observa a un grupo de abuelos en una fila, de pie, en espera de obtener turnos para al día siguiente “poder hacer la cola para comprar”.

“En mi farmacia entraron hoy, y desde hace dos días está la cola. Qué tristeza tan grande”, comentó una persona en el post. “En la del hospital nacional (la de población) he visto a los viejitos de 80 años haciendo cola desde la tarde de un día, para alcanzar algún medicamento del tarjetón al día siguiente. Somos un asco de país”, añadieron.

También en el reparto Mulgoba, en La Habana, “se tuvo que poner rebelde el pueblo” para poder comprar aceite. La internauta Odalys Bodes afirmó que estuvo en una cola desde las 6:00 a.m. hasta cerca de las 5:30 p.m., y a esa hora le dijeron a decenas de ciudadanos que no alcanzarían ticket para entrar a la unidad al día siguiente, porque le correspondía a otra bodega

“Era injusto que después de 12 horas bajo sol y de pie nos soltaran esa bomba y a esa hora. Hasta que por fin, gracias a no sé qué o no sé quién, decidieron dejarnos coger turnos para mañana”, contó.

“Les digo de corazón: no es fácil lo que estamos pasando, los que no podemos coger casi nunca nada y otros se llenan y no sé cómo se las arreglan, aunque si creo saber, porque vemos las cosas que pasan”, agregó Odalys Bodes.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%