Cola desde la madrugada para comprar productos de aseo en Cuba

Cientos de habaneros se reúnen para comprar productos de aseo en Alamar. Las colas se inician en la madrugada y pueden durar largas horas con la angustia añadida de si se alcanzará el producto, o no.

Desde Alamar, en Habana del Este, un ciudadano denunció la terrible cola que tuvo que hacer en la madrugada de este miércoles para comprar artículos de primera necesidad, específicamente productos de aseo, en el Mercado de Falcón.

La escasez de este tipo de productos afecta al pueblo cubano desde hace más de un año, cuando desaparecieron los jabones, la pasta dental y el detergente en toda la isla.

La carencia es tal, que no pocas veces las colas terminan con verdaderas trifulcas. Estas broncas por detergente y jabones han llegado incluso a ser denunciadas en las redes sociales, como una pelea ocurrió en una tienda en el reparto Casino Deportivo, del municipio Cerro.

Los coleros comienzan a hacer las colas desde la noche anterior a que saquen los productos. Algunos vecinos de las inmediaciones de los mercados se sienten incómodos por tener personas durmiendo en las calles, aceras y pasillos para no perder un puesto en la fila.

Sin embargo, pasar largas horas de espera no garantiza el acceso al producto. Una joven youtuber cubana denunció la experiencia que vivió al intentar comprar alimentos en El Vedado. Después de hacer una extensa cola, una empleada de la tienda informó que solo se atendería a 130 personas en todo el día.

La crisis alimentaria en Cuba se ha visto agravada desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Las colas son la mayoría de las veces en mercados desabastecidos y con un servicio de caja lento, con empleadas poco estimuladas, como están la mayoría de los trabajadores cubanos.

El Centro Comercial Falcón de Alamar ya fue noticia en marzo por vender productos españoles a precios increíblemente caros que superan varias veces el valor original. Entre ellos había zumo de naranja, arroz largo, productos en conserva, mayonesa y cereales que en España se venden en la cadena DIA.

Una bolsa de arroz de un kilogramo que cuesta € 0.79 céntimos en Madrid, en La Habana se vende a 1.70 CUC, es decir, por la misma cantidad de arroz los cubanos deben pagar un 115.19 % por encima de lo que cuesta en un mercado español, donde la ciudadanía sí cobra en la misma moneda con que paga.

Las arcas del Estado cubano se enriquecen repitiendo la vieja fórmula de comprar un producto a bajos precios y al por mayor en el extranjero, para luego revendérselo al pueblo a precios astronómicos. No se produce nada en el país y por tanto no existe oferta capaz de cubrir la demanda de ciudadanos que viven décadas de carencias.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.