Ciudadanos en Sancti Spíritus comen carne de res, por primera vez autorizados (+VIDEO)

La medida que se aprobó hace algunos días, de que los campesinos pueden sacrificar algunos animales para el consuno de su familia, se trata de un engaño de la tiranía para apaciguar un poco el descontento de los productores por el olvido de la dictadura.

Los campesinos en Sancti Spíritus comieron la carne de sus propias reses. Foto: Composición CPEM

Por primera vez desde hace décadas, los campesinos en Sancti Spíritus comieron la carne de sus propias reses, autorizados por la dictadura y sin temor de ir presos por eso.

La medida que se aprobó hace algunos días, de que los campesinos pueden sacrificar algunos animales para el consuno de su familia, se trata de un engaño de la tiranía para apaciguar un poco el descontento de los productores por el olvido de la dictadura y las pérdidas que han tenido este año, pero posteriormente continuarán con el maltrato y la negación de los derechos de los campesinos.

En el poblado de Managuaco, en el municipio cabecera de Sancti Spíritus, 10 productores fueron los primeros en recibir la autorización para sacrificar sus reses, que también pueden comercializar, porque aunque ya es legal hacer este procedimiento, todavía los campesinos deben solicitar permisos a la dictadura para hacerlo, porque así funciona el comunismo.

El procedimiento de sacrificio y venta de la carne de res también sigue siendo vigilado por la dictadura cubana, que no permite que los comerciantes en el país sean independientes y autónomos de hacer lo que deseen con sus propiedades.

Según un reporte del diario Escambray, en la Empresa Agropecuaria Managuaco se sacrificaron 11 animales, previamente autorizados y los campesinos decidieron utilizar gran parte de la carne para el consumo familiar y el resto la comercializaron en la comunidad a 76 pesos la libra, el hígado a 32,50; la costilla en 11,25 y el resto de las vísceras, entre 13 y 19 pesos la libra.

“Tenemos identificados en todos los municipios los mataderos o losas sanitarias que acogerán el sacrificio, concebido los mecanismos de comercialización, incluso para si el productor quiere vender directo. En próximos días se materializará esta medida en La Sierpe y paulatinamente se incorporarán los demás territorios”, señaló el subdelegado Norge Yero.

La intensión de la dictadura con esta medida, que parece increíble después de que por muchos años los campesinos tenían prohibido consumir la carne de sus reses, es tratar de incentivar a los campesinos para que aumenten la producción, sin quejarse por las carencias que tienen, pero siguen sin ofrecerles respuesta ante sus exigencias como materia prima para producir, y las pocas ganancias que no les resultan.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.