Cifras oficiales demuestran que en Villa Clara se ocultaron más de 5.000 muertes por COVID-19

La situación demográfica se empeora con la migración de su población más joven

Hospitales de Santa Clara colapsaron durante la ola de COVID-19 en 2021. (Foto: Periódico Cubano)

Cifras oficiales demuestran que en Villa Clara se ocultaron más de 5.000 muertes por COVID-19 durante el año 2021, según datos divulgadas en una reunión en sede del Gobierno Provincial del Poder Popular donde se analizó la tensa situación demográfica del territorio.

En ese encuentro se informó que el año pasado, marcado por la ola más fuerte de la pandemia de COVID-19 en Cuba, murieron en la provincia 14.000 personas.

Según el anuario estadístico publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en su versión de 2020, durante los cinco años que transcurrieron en el periodo (2016-2020) las defunciones en Villa Clara se comportaron de la siguiente manera:

Defunciones en Villa Clara por años

  • 2016-7.959
  • 2017-8.448
  • 2018-8.660
  • 2019-8.377
  • 2020-8.726

Con estas estadísticas oficiales es posible determinar que en promedio fallecieron 8.434 personas durante un año en el periodo de 2016 al 2020. Ahora, si le restamos esa cifra a los 14 mil decesos ocurridos en 2021 y reconocidos por la Asamblea del Poder Popular en Villa Clara el resultado es 5.566 muertes.

Esos más de 5.500 decesos significan “muertes en exceso” que ocurrieron durante 12 meses y la única explicación plausible (y evidente) es la pandemia de COVID-19. Sin embargo, la cifra oficial de muertes relacionadas con el COVID-19 en la provincia es muchísimo menor. De hecho, en todo el país durante los más de dos años de pandemia solo se registran 8.494 muertes, según el parte del Ministerio de Salud Pública del 23 de febrero de 2022.

Las mismas autoridades que se empeñaron en ocultar las cifras reales de muertes por COVID-19 en 2021 se han delatado con la exposición del número oficial de defunciones.

Durante la citada reunión también se reveló que la cantidad de nacimientos del 2021 fue de 6.157, la más baja de las últimas tres décadas. Esto significa que hubo 8.456 defunciones más que nacimientos.

Todo está situación preocupa a los gobernantes pues el decrecimiento poblacional y el envejecimiento son dos factores que lastran el futuro de la provincia. En los próximos años seguirá disminuyendo la población económicamente activa y habrá que destinar más dinero para las pensiones de los jubilados.

De acuerdo con el informe, la población rural también presenta un envejecimiento notable, representando apenas un 5 % de la población en edad de trabajar, estando en una zona eminentemente productiva como lo es el campo.

Por otra parte, transcendió que el municipio más envejecido es Quemado de Güines, seguido de Placetas, Cifuentes y Corralillo. Todos estos territorios son eminentemente agrícolas.

La solución que propone el gobierno local es fortalecer “la atención en las casas infantiles, círculos infantiles y edades tempranas, en función de apoyar a las madres trabajadoras y estimular así la natalidad”.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%