Así lo explicó el artista y fundador del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, quien se encuentra en huelga de hambre y de sed

Los 15 activistas del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja, algunos en huelga de hambre y sed desde el martes por el encarcelamiento del músico crítico del régimen Denis Solís, han anunciado una nueva demanda: el cierre de las tiendas en dólares.

La opositora Omara Ruiz Urquiola, habló a Radio Televisión Martí desde la casa en La Habana Vieja que sirve como sede al colectivo de artistas.

“Me acaba de comunicar Luisma (Luis Manuel Otero Alcántara) que se suma una demanda al activismo en movimiento San Isidro y sus colaboradores que es la eliminación de las tiendas en dólares americanos”, anunció la profesora e investigadora en entrevista con el periodista Tomás Cardoso.

“Nosotros no tenemos dólares americanos. En Cuba desde 1915 hay peso cubano y hay moneda nacional, que prácticamente abre la República con una moneda nuestra. No pueden vendernos en una moneda que es una moneda extranjera y esa la demanda del día de hoy a una acción, una reacción y seguimos escalando”, comentó Ruiz Urquiola en referencia a un ataque que sufrieron esta madrugada con un líquido pestilente, lanzado desde la azotea del edificio hacia la cisterna que abastece de agua potable a la sede y otras viviendas.

El MSI publicó un comunicado al respecto de esta nueva petición.

“A cada acción de las fuerzas represoras cubanas, los huelguistas tienen la intención de responder con una demanda de impacto social, en conexión directa con las profundas necesidades de nuestro pueblo”, agrega la nota.

La activista comentó que los miembros del grupo no dejarán la huelga hasta que Denis Solís no entre por la puerta.

“Dada la acción criminal de esta madrugada, se suma otro elemento hay una escalada. Mientras ellos escalen con represión, nosotros, vamos a seguir escalando en demanda, o sea, a una acción, una reacción”.

Solís fue arrestado el 9 de noviembre, luego de que transmitiera a través de Facebook una directa en la que expulsaba de su vivienda a un agente de la PNR que irrumpió en la misma sin autorización. Fue condenado días después a 8 meses de privación de libertad por el presunto delito de desacato.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.

También este jueves, un total de 59 estudiantes y egresados de la Universidad Iberoamericana de México alzaron sus voces para respaldar a su compañera, Anamely Ramos, asediada por el régimen cubano.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.