Cierran negocios y bloquean calles en Haití para exigir la liberación de la doctora cubana secuestrada

Tamala Heles Jeres Alvedra ofrecía sus servicios en un hospital de la ciudad de Petit Goave

Una doctora cubana fue secuestrada en Haití y sus captores piden un rescate de 100 mil dólares. (Foto ilustrativa: Cubadebate)

Residentes en la ciudad de Petit Goave, al oeste de Haití, cerraron negocios y bloquearon carreteras para exigir la liberación de la doctora cubana Taimara Heles Jeres Alavedra, secuestrada en la barriada de Martissant.

El medio local Vant Bef Info reportó que desde la mañana de este miércoles inició la protesta en la localidad, que se encuentra a unos 58 kilómetros de Puerto Príncipe, capital haitiana.

Fuentes sanitarias confirmaron que los secuestradores exigen un rescate de 100.000 dólares para liberar a la doctora, que ofrecía sus servicios a pacientes en el Hospital Notre Dame de Petit Goave. La barriada donde fue privada de su libertad, actualmente se encuentra bajo el control de grupos armados.

Los manifestantes levantaron una barricada de neumáticos con fuego y usaron camiones para bloquear la Ruta Nacional 2, única carretera para llegar al sur de la isla caribeña, que registra una ola de secuestros tras el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio pasado.

Además, se cerraron negocios para suspender la actividad económica y tampoco hubo clase en los colegios locales.

El secuestro de la doctora ocurrió unas semanas después de que dos ingenieros, también cubanos, fueron privados de su libertad por una banda de criminales armados en Puerto Príncipe.

Prensa Latina informó que los criminales secuestraron a Andrid Alfredo Abad y Enides Galno, trabajadores de la compañía Autoplaza, cuando estaban camino a la Dirección de Inmigración en diciembre pasado.

Previo a estos casos, unos 17 misioneros de Estados Unidos y Canadá estuvieron raptados un par de meses por parte de integrantes de la banda 400 Mawozo, quienes exigían un rescate de millones de dólares.

Los norteamericanos lograron fugarse durante la noche y se orientaron con las estrellas para llegar a un lugar seguro, donde una persona los ayudó a hacer una llamada telefónica para pedir auxilio a las autoridades.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%