Un vocero del régimen indicó que esta agua sucia llega desde el río Caonao, alegando que “a lo largo de su historia presenta alta turbiedades”.

Con el agua turbia, las enfermedades están a la orden del día para los cubanos

El régimen, haciendo gala de su ineficiencia, no es capaz ni de aportar un servicio tan elemental como el agua, pues en la provincia de Cienfuegosesta sigue llegando sucia.

El canal del Estado, que no hace más que promover las mentiras de la dictadura, asegura que, supuestamente, “la revolución destina recursos y financiamientos para mejorar la calidad del agua que llega a viviendas y a entidades”. Sin embargo, una cosa es lo que dicen los medios oficialistas y otra es la realidad que se vive en las calles.

Un vocero del régimen indicó que esta agua sucia llega desde el río Caonao, alegando que “a lo largo de su historia presenta alta turbiedades”.

«La turbiedad del río en este momento está altísima”,

dijo un trabajador de la Planta Potabilizadora de Agua Camarones.

Sin embargo, queriendo tapar el sol con un dedo, el trabajador señaló que «a través del proceso químico a la que es sometida el agua, logramos reducir la turbiedad a los parámetros normales, y hemos logrado que salga con tremenda calidad, apta para el consumo humano».

No obstante, la “calidad” del agua, a ojos de quienes vean la realidad, parece no ser muy “alta”.

En consecuencia, estos cienfuegueros deben arreglárselas por sus propios medios para hacer que el líquido salga lo más decente posible, considerando la grave contaminación que podría causar.

Enfermedades a la orden día

Con el agua que llega a Cienfuegos, las enfermedades están a la orden del día. A los ciudadanos no les queda otra opción que consumirla para los distintos fines, pues gracias a la miseria auspiciada por el régimen, se hace prácticamente imposible poder comprar aguas de distintas fuentes.

Es un problema que data desde varios años atrás, donde el vital líquido, que normalmente debería ser transparente, llega de color amarillo y marrón debido a la turbiedad.    

Mientras tanto, el régimen sigue poniendo excusas y justificaciones que de nada ayuda a los cubanos. Luego de más de 60 años de lo que la cúpula comunista llama “revolución”, es inaceptable que un servicio tan importante como el agua, siga llegando en mal estado.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.