El rebrote de coronavirus en Ciego de Ávila ha dejado en el último mes más de 380 casos positivos y 14 fallecidos, según las estadísticas oficiales del Ministerio de Salud Pública actualizadas hasta el 25 de septiembre.

Las autoridades sanitarias insisten en que esa provincia tiene actualmente el panorama más complejo, con una tasa de incidencia de 57.7 por cada cien mil habitantes, la más alta de todo el país.

El doctor  Osvaldo Ibáñez González, director provincial de Salud en Ciego de Ávila, explicó a la prensa oficialista que uno de los eventos de transmisión local (con más de diez casos activos) que más preocupa es el del hospital Antonio Luaces Iraola, que hasta el viernes contabilizaba 133 personas con el coronavirus aunque existe una ligera tendencia a que disminuyan los contagios en los últimos días.

El hospital de Morón, en cambio, lleva 20 días sin reportar nuevos casos y aunque pueda cerrarse el evento, se declaró otro en el kilómetro 3 y medio de la carretera a Sanguily, donde radica la Empresa de Servicios de Aseguramiento al Ministerio del Interior.

Para enfrentar el caos sanitario que se ha desatado en la provincia, fue necesario trasladar a 120 médicos desde otros territorios para que den atención a los pacientes avileños y el Ministerio de Salud Pública creó un equipo de trabajo para analizar el desarrollo de la pandemia.

El funcionario llamó a los trabajadores de la Salud Pública de Ciego de Ávila que se encuentran en sus casas a que se cuiden por ser un importante grupo de riesgo y a que, en la medidas de las posibilidades, apoyen el trabajo de sus compañeros ante la falta de personal sanitario en la provincia.

La ciudad cabecera de Ciego de Ávila es la que mayor cantidad de casos acumula hasta el momento (271). Le siguen en ese orden Venezuela, Majagua, Morón, Florencia, Baraguá, Bolivia, Ciro Redondo, Chambas y Primero de Enero.

El mayor problema de la provincia es el alto grado de dispersión de la enfermedad, aseguró el director provincial de Salud Pública, quien insistió en que se deben cumplir todas las medidas indicadas para evitar la propagación de la enfermedad.

A pesar de que ese territorio se ha convertido en el epicentro del coronavirus en Cuba, las autoridades no han tomado medidas tan drásticas como en La Habana, donde se establecieron múltiples restricciones a la ciudadanía y multas de hasta tres mil pesos por su incumplimento.

El Consejo de Defensa Provincial de Ciego de Ávila ha decretado la cuarentena en el hospital Antonio Luaces Iraola, donde fuerzas militares llevan a cabo acciones de desinfección y se reordenó el sistema de consultas a la población; se suspendieron las pruebas de ingreso a la enseñanza superior y se declaró una cuarentena en varias comunidades.

Entre los casos detectados con coronavirus en los últimos días se halla bebé de apenas 14 días de nacido que hasta el momento evoluciona de manera favorable, al igual que su madre, declaró la prensa oficialista cubana.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.