Castrismo sin intención alguna de resolver las colas y desabastecimiento en La Habana

Home » Cuba » Habana » Castrismo sin intención alguna de resolver las colas y desabastecimiento en La Habana
Cuba Habana

Las colas en Cuba parecen intensificarse conforme pasan los meses, mientras la dictadura continúa atrincherada en su discurso de “pobrecito yo”, culpando a Estados Unidos de todos los males pero las tiendas en dólares son surtidas con productos nacionales e importados, dejando al mercado local, donde la mayoría de los cubanos compran, sin abastecimiento alguno.

Cola en Santos Suárez en La Habana / Foto: Facebook

Mientras el castrismo vende su gastado discurso de que las colas son por culpa del “imperio”, los cubanos están más que claros de quien es el verdadero responsable e incluso las nefastas razones. En el barrio Santos Suárez de La Habana, la cola para comprar en la carnicería es deprimente, ya que pese al actual panorama epidemiológico del país con el coronavirus, los cubanos continúan aglomerándose unos encimas de otros para intentar conseguir “algo” para comer.

A través de Facebook la usuaria Odalis Jaramillo Arabí, posteó varias fotografías de la mañana de este martes 23 de diciembre de 2020, donde desde muy temprano los habaneros en Santos Suárez se apostaron frente la carnicería para comprar carne o por lo menos intentarlo. La mujer afirma que la cola es tan inmensa, que ocupa casi todo el ancho de la calle.

“Esta es las colas que se forman en la carnicería de la esquina de mi casa para la carne. Yo no entiendo que pongan dos puntos de ventas para Santos Suarez, en vez de llevarlos a las distintas carnicerías”.

La mujer afirma que existe una muy mala organización en la distribución de los alimentos en Cuba porque “no es posible” que el castrismo no haya podido resolver este tipo de situación “o no ha querido”.  Sugiere además que este tipo de escenarios deprimentes y patéticos sería un plan de la dictadura para mantener ocupados a los cubanos de los verdaderos problemas que enfrenta el país.

“Es mala organización sin intención del gobierno, o es que le gusta ver al cubano ripiarse en las para tenerlos entretenidos y ellos seguir con su mal ordenamiento”.

Las colas en Cuba parecen intensificarse conforme pasan los meses, mientras la dictadura continúa atrincherada en su discurso de “pobrecito yo”, culpando a Estados Unidos de todos los males pero las tiendas en dólares son surtidas con productos nacionales e importados, dejando al mercado local, donde la mayoría de los cubanos compran, sin abastecimiento alguno.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: