l castrismo exportará a China café de las marcas Serrano y Turquino, a pesar de la ausencia del grano en los mercados de la Isla

El régimen cubano exportará café a China tras la firma de cartas de intención por parte de empresas de ambas naciones; a pesar de la ausencia del grano en la red de tiendas nacionales y las grandes colas para adquirirlo cuando se comercializa.

Las marcas cubanas de café Serrano y Turquino serán vendidas al grupo corporativo China National Huayen Energy, el cual está asociado con la Cámara de Comercio de Cuba. Este acuerdo se concretó durante una reciente muestra de bienes y servicios promovidos por la dictadura cubana en Shanghái.

No solo café comercializará Cuba con el gigante asiático, otros productos como miel y carbón vegetal irán con destino a China desde la Isla.

Según precisó la agencia estatal Prensa Latina, el director de la oficina de Coratur S.A., Aner Pérez, puntualizó que los documentos firmados posibilitarán que los productos se exporten a través de Cubaexport.

El directivo del régimen señaló la importancia de estos memorandos porque “Rompen con la posibilidad real de realizar próximas ventas a China y el interés de empresarios de comprar estos productos. La intención es avanzar, romper el hielo e ir estudiando las posibilidades de introducirlos aquí”.

Cubaexport ya inició el proceso de contactar con los clientes potenciales para definir los detalles de la comercialización. 

Agrega Prensa Latina que “Cuba busca diversificar y asegurar nuevos destinos para sus bienes y servicios, tanto los tradicionales como los novedosos”; la agencia no menciona que en la Isla el café escasea y que obtenerlo se ha convertido en una odisea para los cubanos.

La presente campaña cafetalera y el temor a que se pierda el grano en las plantaciones ha obligado al régimen a convocar masivamente al pueblo para hacer recogidas. Los santiagueros, la semana anterior, laboraron en los cafetales del municipio Tercer Frente ante el pico de maduración del café. Estos trabajadores tampoco podrán disfrutar de la aclamada infusión.

En octubre pasado el oficialismo reconoció que en Santiago de Cuba la campaña cafetalera iba por buen camino; pero solo para exportar. Las intensas lluvias y el calor se alinearon para adelantar la maduración del café. Se estima que solo de la variedad robusta se acopien más de 495 toneladas en el Tercer Frente.  

Actualmente en Cuba solo se producen entre 8 mil y 9 mil toneladas anuales, lo cual no satisface la demanda interna que se sitúa sobre las 24 mil toneladas. La isla caribeña está lejos de acercarse a su récord productivo de café que fue en 1961 con unas 61 mil toneladas. 

Aunque los planes de producción de café se cumplan y el estado movilice a las “masas” el café seguirá ausente de las casas porque la dictadura se empeña en culpar a la pandemia de cualquier escasez y el café integra esa lista.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.