Según Fincimex, es imposible abrir otras vías para el envío de remesas a Cuba antes de que se cumpla el plazo exigido por el gobierno de EEUU

La empresa cubana Fincimex S. A. aseguró este 30 de octubre en nota de prensa que en 30 días cerrarán los puntos de pago en la isla y que no contempla alternativas para mantener abierto el flujo de remesas.

Según la entidad, controlada por militares del régimen castrista, “es ampliamente conocido que el 70% de la red de puntos de pago está conformada por empresas incluidas en la lista de entidades restringidas, por lo que incluso sin la gestión de Fincimex como representante de Western Union en Cuba, se verían obligados a cerrar”.

“Quienes diseñaron las medidas conocen muy bien que no sería posible en 30 días organizar soluciones alternativas.Para Financiera Cimex S.A es evidente la intencionalidad del gobierno norteamericano de interrumpir las remesas a Cuba y claro está, para ello necesitan como de costumbre mentirle a la opinión pública”, agregó.

La “mentira” consiste en la opción de abrir nuevas rutas para el envío de remesas que no estén bajo el paraguas de la empresa, sancionada por el gobierno de Estados Unidos porque pertenece al Ministerio de las Fuerzas Armadasorganismo que Washington califica como parte del aparato represivo del régimen.

“Los 407 puntos de pago que conforman la red de Western Union”, utilizan personal capacitado y alta tecnología, explica Fincimex. “Nada de esto se logra en 30 días, término fijado unilateralmente por el gobierno estadounidense para la entrada en vigor de las nuevas regulaciones de OFAC”, agrega.

Recientemente, la empresa estadounidense Western Union dijo que continuaría enviando las remesas a Cuba “por otras vías”, a pesar de las sanciones impuestas por la Oficina de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, siglas en inglés).

La medida adoptada por Washington entrará en vigor el 27 de noviembre. El borrador de la nueva sanción, con fecha de 22 de cotubre, fue publicado en el Registro Federal, y asegura que “nada autoriza una transacción relacionada con la colección,
reenvío o recepción de remesas que involucren a cualquier entidad o subentidad identificada en lista restringida”.

Fincimex, subsidiaria del Grupo de Administración Empresarial (GAESA), que tiene al mando el general de brigada, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, controla más de la mitad de remesas que llegan a la isla. Una de las compañías afectadas entonces sería Western Union.

Fincimex fue constituida en Panamá como una sociedad privada cubana en 1984, es subsidiaria de CIMEX y está bajo la sombrilla del Grupo de Administración de Empresas (Gaesa), controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Desde 1999, Western Union cuenta con autorización del Departamento del Tesoro para operar en Cuba, donde cuenta con más de 420 sucursales radicadas en 168 municipios del país. Aunque la compañía no reporta datos sobre el valor de sus transacciones, es el mayor operador de los 3500 millones de dólares que anualmente llegan en remesas a destinatarios radicados en la Isla.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.