Castrismo asegura que navidades en Angola y Líbano son tristes por la crisis

Home » Cuba » Castrismo asegura que navidades en Angola y Líbano son tristes por la crisis
Cuba

El castrismo, siempre listo para ver la tragedia de otros, muestra preocupación porque en Angola y Líbano las navidades son tristes, pero, ¿y en Cuba?

Mientras el pueblo cubano sufre las consecuencias de una crisis económica cargada de todo tipo de carencias, el régimen de los Castro, como es su costumbre, pone su mirada sobre otros países.

En esta ocasión los blancos de sus críticas, mediante dos notas de la agencia estatal Prensa Latina en su página web, son Angola y Líbano, países donde la situación económica no les permite a sus pueblos disfrutar a plenitud de las festividades navideñas, de fin de año y de año nuevo.

El doble rasero del castrismo no tiene límites. Sabiéndose fuerte dentro del territorio nacional, poco le importa que los cubanos lean este tipo de artículos, aún cuando durante más de dos años han tenido que sufrir una terrible escasez que los ha obligado a tener que hacer largas colas cada día para poder llevar a sus casas algo de comida; colas incluso desde horas tempranas de la madrugada.

Si bien es cierto que en Angola, como en muchos países, por cuenta de la pandemia de la COVID-19 muchos productos básicos han subido de precio, los angolanos sólo tienen que preocuparse por buscar los medios económicos para acceder a ellos, un escenario muy distinto al de los cubanos, quienes, en el caso de que consigan tener dinero suficiente, varias veces el salario mínimo, tendrían que hacer malabares para reunir todo lo que lleva una fiesta decente.

Por su parte, el pueblo libanés, a pesar de la crisis económica y de que ésta haya limitado las capacidades monetarias de muchos, por estos días se ha dejado ver en imágenes festivas con flores, luces rojas, guirnaldas y árboles de Navidad. Muchos libaneses decoran las casas, plazas y calles, todo lo contrario a lo que viven los residentes en la mayor de las Antillas.

La propia agencia estatal Prensa Latina refiere que “la municipalidad sureña de Tiro colocó un árbol gigante en la plaza Al-Kazam, al igual que en la norteña Biblos, donde tal vez las concentraciones humanas tradicionales den paso a otras formas de celebración”. Pero, ¿dónde se puede apreciar algo así en Cuba? Ni el régimen se ha tomado el trabajo de realizar algo semejante, aunque sea para aparentar ante los ojos del mundo.

Mientras Prensa Latina prefiere mirar hacia otras latitudes, en Cuba algunas familias no podrán celebrar en ninguna de las fechas que quedan por delante, y otras apenas se limitarán a solo hacer la comida del día 31. Mas, de esto no habla Prensa Latina, ni ningún otro medio del régimen, porque así es el castrismo, siempre más preocupado por lo que le sucede a otros, que al pueblo cubano.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: