Castigan al preso político Andy García Lorenzo por decir “Patria y Vida”

“Mi hermano permaneció por cuatro horas esposado con las manos detrás por simplemente decir ‘Patria y Vida’”

Andy García Lorenzo estuvo esposado durante cuatro horas con las manos en su espalda por decir “Patria y Vida” en el patio de la prisión donde se encuentra. (Foto: Roxana García Lorenzo-Facebook)

Las autoridades carcelarias castigaron al preso político Andy García Lorenzo por gritar “Patria y Vida” y “Abajo la dictadura”, según denunció en redes sociales su hermana Roxana García Lorenzo.

Cinco días después del juicio, al joven se le permitió salir al patio a tomar el sol; decidió saludar a otros manifestantes del 11J que vio de lejos con las frases antes mencionadas y un “Libertad”. Solo por eso, fue amenazado con ser trasladado a una cárcel de máxima seguridad y enviado a una celda de castigo donde estuvo con las manos atadas durante cuatro horas.

“Ese es un lugar donde amarran a las personas. Mi hermano permaneció por cuatro horas esposado con las manos detrás por simplemente decir ‘Patria y Vida’ en su momento de salir. Obviamente, siguen las amenazas”, contó Roxana.

Andy García Lorenzo, quien se encuentra preso en la prisión de Guamajal, en Villa Clara, ha sido castigado en varias ocasiones, como método encontrado por el régimen para presionar a su familia que ha alzado la voz contra la injusticia de su encierro y de los demás presos políticos del país.

Al joven le fueron reducidas las visitas, estuvo sin poder acceder a las llamadas telefónicas por dos meses y se encuentra asilado de los demás presos políticos. La Fiscalía le pide siete años de privación de libertad por los supuestos delitos de “desórdenes públicos” y “desacato”.

Durante su juicio, realizado el pasado mes de enero, se produjo un amplio despliegue policía alrededor del tribunal de Santa Clara y solo se le permitió a un familiar acceder a la audiencia.

“Han levantado varias calumnias. En el primer momento de la mañana, trajeron a un recluso para dar testimonio y este confesó que dio la primera declaración porque fue coaccionado por la Seguridad del Estado y lo que hicieron fue negociar su libertad con una multa de 1 000 pesos si él involucraba a alguien más”, aseguró Tahirí Lorenzo, madre de Andy, en ese momento.

El Ministerio del Interior (Minint) acusa al activista de incitar a la violencia, sin tener pruebas. Ante la petición de su abogado para ver las supuestas grabaciones que así lo evidencian, alegaron “problemas técnicos”. “No existe ningún video de él dando golpes; al contrario, en todo momento está evitando la violencia. Se ve que están mintiendo”, agregó.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%