Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

El científico Oscar Casanella criticó al mandatario Díaz-Canel, quien por estos días exhibe como punta de lanza el supuesto interés por la innovación y desarrollo del país, mientras persigue y expulsa académicos por motivos políticos

El científico cubano y activista Oscar Casanella criticó este jueves al mandatario castrista Miguel Díaz-Canel, quien por estos días exhibe como punta de lanza de su gestión el supuesto interés por la innovación y desarrollo del país, mientras persigue y expulsa académicos por motivos políticos.

Esta semana fue noticia y motivo de burlas en las redes sociales que el presidente designado de Cuba defendió una “tesis” que lo convirtió en Doctor en Ciencias Técnicas. Luego del salto de grado académico de un Díaz-Canel a quien no se le conoce aporte alguno en ninguna rama del conocimiento, los medios de propaganda oficial informaron sobre una reunión de alto nivel entre dirigentes del régimen y entidades científicas y de producción.

“Industria con ciencia” dieron por nombre a estos encuentros. El primero de otros que vendrán, estuvo encabezado por Díaz-Canel, quien expuso sobre el “Sistema de gestión del gobierno basado en ciencia e innovación para el desarrollo sostenible”, que es justo el título de la tesis presidencial.

“Díaz Canel, en Cuba la ciencia no es priorizada. Científicos como Ariel Ruiz Urquiola y yo fuimos expulsados de centros de investigación por motivos políticos”, expresó Casanella en su perfil de Facebook.

Pero según el oficialista Cubadebate, todo el asunto es parte de “la sistematización de los diálogos Gobierno-científicos”, que cada vez convierten más al “Palacio de la Revolución en palacio de las ciencias”, al decir de Díaz-Canel.

“El presidente de la República, que hizo una breve presentación del Sistema de Gestión de Gobierno basado en la Ciencia y la Innovación (SGGCI), orientó que los doctores y másteres que tiene el organismo, así como los que obtengan esas categorías a partir de ahora, se enfoquen en la solución de los problemas del sistema industrial del país y a satisfacer el mercado interno”, reseña el vocero René Tamayo.

“No se trata de llegar a un título, sino de aplicar los conocimientos” –aclaró el flamante doctor Díaz-Canel, quien indicó ordenar los “resultados innovadores que se han acumulado en el sector y los que se están obteniendo”, para promover nuevos doctorados y maestrías, porque hay que aprovechar esos conocimientos, dijo.

Pero científicos como Casanella, creen que la principal traba del país, es el propio sistema de gobierno y administración que encabeza formalmente Díaz-Canel.

En otro post, consideró que “en Cuba no hay robo de cerebros. La dictadura cubana ‘maltrata y patea’ los ‘cerebros’ y estos huyen y escapan de la isla”.

Oscar Antonio Casanella Saint-Blancard es un bioquímico que trabajó 12 años como investigador de cáncer en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, y fue profesor de inmunología en la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana durante 10 años. Recibió un entrenamiento en bioinformática en el Instituto Suizo de Bioinformática en Lausana.

Por su parte, Ariel Ruiz Urquiola es Doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad de la Habana, donde se desempeñaba como docente e investigador. Por la calidad de su trabajo, recibió becas de investigación en varios países, entre ellos Alemania.

El Reglamento Disciplinario de las universidades cubanas viola la libertad académica y atenta contra el carácter autónomo de la educación y el derecho al libre pensamiento porque prevé sanciones para aquellos que muestren inconformidad con la ideología socialista, expuso a finales de febrero el informe No. 6 del Observatorio de Libertad Académica (OLA) publicado en el sitio digital Academia.edu.

TOMADO DE ADNCUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: