Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Foto de: K. Oshún en Facebook

Una internauta cubana ha tenido a bien compartir las imágenes de una indisciplina social que es común en la mayor de las Antillas.

¿Pero a qué sitio denuncias cuando quienes comenten la infracción, son los propios agentes de la ley?

Orinar en la vía pública es común en Cuba, y en otros países del mundo, aunque sea sancionado por legislaciones que nadie respeta.

El problema mayor de estas imágenes es que sus protagonistas son policías y la connotación mayor sería que el sitio donde orinan es nada más y nada menos que el monumento a Julio Antonio Mella, el eterno líder estudiantil, justo frente a la centenaria universidad de La Habana cuyo solo sitio debería considerarse sagrado, ya que no pocos cubanos derramaron su sangre en esas escalinatas o cerca de ellas.

Las fotos de la denuncia ubican a policías en uniforme de la PNR, ‘aliviando’ sus necesidades, y probablemente si esto llegan a alguna instancia recibirán algún que otro alón de orejas, pero ¿se imaginan en el momento de efervescencia política que está Cuba, que quien orinara allí fuese algún activista?

Imaginen que Maykel Osorbo o Luis Manuel Otero Alcántara se llegasen al lugar, y sin ninguna cuestión política hicieran lo mismo. ¿Qué pasaría con ellos, cómo los trataría la ley y la opinión pública?

Si hay cubanos presos por embadurnar bustos del Apóstol José Martí con sangre animal, ¿se puede interpretar también como ofensa que estos policías rocíen con orina al monumento a Mella?

Aquí dejo estas interrogantes estimado lector, por ahora, leamos la denuncia:

“Miren qué falta de respeto al monumento Mella o mejor dicho al baño público de la Universidad de La Habana….eso se llama profanación y cochinada. ¿Y a ellos, quién les pone la multa?”

TOMADO DE CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: