Cancha de medio millón de dólares podría perderse en Ciego de Ávila

Anuncios

Los plazos de entrega de la obra siguen dilatándose

La obra debía concluirse a finales de 2018. (Foto: Alejandro García-Granma)

Más de cuatro años ha tomado poner en Ciego de Ávila una cancha sintética, de un valor de medio millón de dólares, destinada a la práctica de hockey. El vencimiento de algunos elementos químicos podría ocurrir en cualquier momento.

Los plazos de entrega de la obra siguen dilatándose, desde que la donación llegó a Cuba en 2017. El descuido ha sido tan grande que todos los recursos permanecieron a la intemperie durante años sin importar los daños que pudieran sufrir adhesivos, resinas y la grama.

Ángel Manuel Marín Hernández, comisionado provincial de hockey sobre césped, aseguró que hasta el momento no se han afectado las propiedades. Sin embargo, la obra se encarece porque han realizado las mismas operaciones varias veces.

La cancha debía estar lista para finales de 2018. Con ese propósito se movieron 90 metros por 50 de ancho de tierra, en un área aledaña a la sala polivalente Giraldo Córdova Cardín. Además, la Empresa Provincial de Mantenimiento Vial vertió unos 5 000 metros cúbicos de material rocoso (1 200 más que lo calculado) y realizó el desbroce, la excavación, el vertimiento de relleno, nivelación y compactación. Todo ello costó unos 700 000 pesos.

Sin embargo, lo anterior se echó por la borda debido al mal drenaje, exceso de humedad, deficiente compactación, desniveles en el terreno, daños en los muros de contención, robo de la cerca perimetral y medios paralizados por falta de combustible.

Ahora, se espera que una parte de la obra se cumpla para 2020. “¡Cinco años después de que llegaran los elementos de la cancha!”, denuncia el periódico Granma. En realidad, no es para asombrarse; esa dejadez y mal uso de los recursos es demasiado común en la Isla donde a las autoridades pertinentes nada le duele. Todo cae en el saco del Estado.

En estos momentos, las esperanzas en Ciego de Ávila respecto a la cancha están por el piso. Incluso, Andrés Zirulnikoff, representante de la empresa argentina Forbex, especialista en el montaje de este tipo de terreno sintético, se pregunta para qué la harán. ¿Realmente estarán en buen estado los químicos?

“La construcción de la sub-base (previa a la capa asfáltica) fue más lenta de lo esperado y, al quedar finalizada y aprobada, la ejecución del asfalto no dio los resultados planimétricos necesarios. La explicación que recibimos para esto es que, aparentemente, la maquinaria disponible allí no alcanza el nivel tecnológico requerido para obtener la planimetría adecuada en pos de instalar un campo de hockey”, explicó Zirulnikoff hace unos meses al periódico Invasor.

Por su parte, Leonardo Rodríguez Sánchez, director provincial de Deportes, aseguró que para el 19 de noviembre terminarán los tres objetos de obra planificados, antes de continuar en 2022 con los otros.

Las palabras de este directivo tampoco estuvieron exentas de un “pero”. Una vez finalizada esta primera fase, afirmó, habrá que esperar por la llegada de los especialistas extranjeros encargados del montaje. El cronograma se desfasó y, “aunque tratemos de contactar con ellos, pudieran tener otros compromisos”.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.