Cali vivió otra noche trágica en el marco de las protestas en Colombia

Anuncios
Manifestantes hablan con miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) en el sector del Paso del Comercio en Cali. © Ernesto Guzmán Jr/ EFE

Al menos dos civiles murieron y cuatro policías resultaron heridos en la capital del Valle del Cauca, en el suroeste del país. Los hechos ocurrieron en medio del intento de las autoridades por desbloquear las vías y el reclamo de los jóvenes por el abuso de la fuerza policial.

El Paso del Comercio, un barrio al norte de Cali, amaneció con rastros de los eventos que se vivieron la noche del 4 de junio, con choques entre manifestantes y las fuerzas de seguridad. Automóviles volcados en medio de las calles, cenizas sobre el pavimento y escombros de diversos objetos se observaron en el vecindario.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) reprimió allí los nuevos cierres que pretendían implementar los manifestantes en una carretera que había sido desbloqueada en la mañana. El encuentro se tornó violento y, según testimonios de los vecinos de la zona, se escucharon disparos en repetidas ocasiones.

A través de una rueda de prensa, el brigadier general Juan Carlos León afirmó que “en la madrugada (de este sábado) nos confirman la muerte de dos ciudadanos en el lugar». Además agregó que hubo cuatro policías heridos.

Sin embargo, las cifras no son claras. Según un comunicado de la Unión de Resistencias Cali, un colectivo de jóvenes de la ciudad, fueron 5 los muertos y 24 los heridos. 

Para dar mayor claridad sobre lo ocurrido el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de Fiscalía efectuó el levantamiento de los cuerpos y dijo estar haciendo las investigaciones pertinentes para «aclarar esos hechos».

El reporte se da en el día 38 del Paro Nacional en Colombia que comenzó el 28 de marzo y que, según la Fiscalía, ha dejado 20 muertos. Cifras que son contrastadas por la ONG Temblores que afirma que para el 31 de mayo se reportaron 45 homicidios presuntamente cometidos por la policía, 1.649 detenciones arbitrarias, 65 agresiones oculares y 25 casos de violencia sexual.

Paralelamente a estos hechos, se denunciaron disparos contra los manifestantes y un desaparecido en Siloé, otro de los barrios que han sido mayormente afectados por los disturbios en la ciudad ubicada en el Pacífico colombiano.

A raíz de la noche de violencia en Cali se dieron diversos pronunciamientos. El actual ministro de Defensa, Diego Molano, se enfocó en los oficiales lastimados: “Rechazamos la violencia que dejó 4 policías heridos, uno de ellos con arma de fuego, anoche en Cali, mientras vándalos intentaban bloquear el ‘Paso del Comercio’”.

Por el contrario, defensores de Derechos Humanos y políticos de la oposición como la congresista María José Pizarro manifestaron su preocupación por los jóvenes asesinados.

¿Por qué es tan importante el sector del Paso del Comercio?

Los enfrentamientos se desarrollaron en uno de los vecindarios que han sido claves para el Paro Nacional en Cali. El llamado Paso del Comercio permite la comunicación de la ciudad con Palmira, uno de los municipios más grandes del Valle del Cauca.

La ruta había sido tomada estratégicamente por los manifestantes como una manera de impedir el acceso a Cali hace ya más de un mes.

Las autoridades llevaron a cabo un operativo en la mañana del viernes 4 de mayo, precisamente con el objetivo de desbloquear el paso de una de las carreteras más importantes para la economía de la ciudad.

Fuerza pública desbloquea el Paso del Comercio, uno de los barrios afectados por las manifestaciones en Cali. © Ernesto Guzmán Jr / EFE

Cali, epicentro de las protestas sociales en Colombia

Noches como las vividas el viernes en Cali han sido constantes en las manifestaciones que surgieron del Paro Nacional. La tercera ciudad más importante del país se ha convertido en uno de sus más importantes epicentros.

En las últimas semanas, los enfrentamientos de civiles armados han alarmado a diversos sectores del país. Tan solo el 28 de mayo, cuando se cumplía un mes de las protestas, 13 personas murieron en la ciudad.

Uno de los casos más conocidos fue el de Andrés Escobar, un empresario colombiano que salió armado a las calles con el pretexto de defender la propiedad privada y acabar con los bloqueos. Aunque Escobar intentó aclarar los hechos en un video, el porte de armas por parte de civiles preocupa a las organizaciones de Derechos Humanos.

En Cali, una ciudad en la que, como muestra Open Democracy, la pobreza está por encima del 35% de la población y los homicidios superan las 40 personas por 100.000 habitantes, las protestas continúan en la quinta semana del Paro Nacional.

La CIDH realiza una visita a Colombia

Las nuevas violaciones a los derechos humanos en Cali ocurren días antes de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visite Colombia. 

Con el objetivo de escuchar a las víctimas de las agresiones y el monitoreo de la situación social en el país, un equipo de la Comisión estará en el país sudamericano del 8 al 10 de junio. 

La visita se da luego de que el presidente del país Ivan Duque y su gabinete negaran inicialmente al ingreso de la CIDH. Decisión que se anuló al ser criticada por amplios sectores de la nación y de la comunidad internacional. Se espera que la inspección ayude a esclarecer los hechos violentos que han tenido lugar durante más de un mes de manifestaciones sociales. 

Con EFE y medios locales

TOMADO DE FRANCE24

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.