Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Foto de: B. Díaz González en Facebook

Un joven cubano acude a las redes sociales a dejar testimonio de lo que considera una injusticia contra su persona. Bryan Díaz González dice que le han impuesto una multa por casi el valor de su salario por tener ligeramente descubierta la nariz.

Ante lo que le ha sucedido, el joven pregunta: ¿Quién es el verdadero enemigo?, señalando que pese a los sacrificios que hace para cumplir son su trabajo de manera adecuada, no se le permitió prácticamente ni protestar por el abultado montó con el que se le castiga.

Esta es su denuncia:

Yo Bryan Díaz González, cajero dependiente de el establecimiento «Lagueruela» acabo de ser multado con 2000 pesos por dos miembros de la DIS Municipal d 10 de Octubre en horario laboral…(Prácticamente todo el sueldo mío de un mes de trabajo) ¿Quién es el verdadero enemigo? ¿Dónde está realmente el bloqueo? son preguntas que nos hacemos a diario los cubanos de a pie al ver tanta injusticia cometida por los llamados esbirros, cada día veo menos revolución y más tiranía, a dónde llega la deshumanización de estas personas si así puede llamárseles que andan por las calles y centros de trabajo no pendientes a defender el pueblo ni protegerlos sino más bien de aprovecharse de esta situación tan precaria que estamos viviendo…

Todo el mundo es consciente del desabastecimiento tan grande que tiene nuestro país en todas las áreas, todos estamos siendo plenos partícipes de la necesidad y las carencias con las que estamos viviendo, pero parece que estas personas no, estás personas que deben estar siendo incitadas o beneficiadas con el sufrimiento del pueblo trabajador..

Siempre escuché la frase “trabajar con trabajo “ y nunca la entendí hasta que me tocó levantarme a las 4 am para poder llegar a mi trabajo, sin transporte para producirle a un sistema que jamás me ha retribuido ni siquiera para mis más mínimas necesidades, para que vengan personas sin estudios prácticamente, pero más aún, sin principios ni sentido humanidad a imponerle una multa casi equivalente al salario de todo un mes a un joven trabajador, sin importar las precarias necesidades que pueda tener cada cual solo por descubrir ligeramente una nariz.

Señores soy más que consciente de la situación que está aconteciendo en mi país y en el mundo y soy un cubano más que sufre con cada pérdida irreparable, pero sinceramente no creo que ese asalto sin pistola sea la solución a nuestros problemas.

Tomado De CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: