Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Buscan a su padre cubano desaparecido en Venezuela tras abandonar una misión

Juan Bautista Castillo León desapareció sin dejar rastro en 2015

El cubano Juan Bautista Castillo León desapareció en Venezuela, sin dejar rastro, en el año 2015. Maritza Estive, amiga de sus hijos, se ha puesto en contacto con CiberCuba para intentar encontrarlo.

Castillo León (28 de noviembre de 1968) nació en Songo La Maya, Santiago de Cuba, pero vivía en Marianao (La Habana) antes de salir de Cuba como colaborador en el extranjero. La suya era una ‘misión’ de la industria siderúrgica.

Durante año y medio estuvo destinado en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, y trabajó para el Gobierno cubano en Venezuela entre abril de 2011 y octubre de 2012.

Fue en este momento en que decidió parar la ‘colaboración’. A partir de ahí, estuvo en contacto con su familia hasta diciembre de 2015. Desde entonces “de manera inesperada no se volvió a oír de él”, señala la amiga de los hijos del desaparecido.

En los últimos cinco años la familia de Juan Bautista Castillo León no ha podido volver a contactarlo a través del número de teléfono que tenían suyo. “No volvió a contestar a las llamadas ni a los mensajes”, añade.

Sospechan que ha muerto, pero no hay peor angustia en estos casos que con tener confirmación. Sin embargo, tras contactar a Cruz Roja México, que se ocupa de la zona de Venezuela, les dieron esperanzas porque también cabe la posibilidad de que esté preso.

Este año Castillo León habría celebrado su 52 cumpleaños, pero las únicas fotos que conserva la familia son de hace 20 años y acompañan esta información.

“Por favor pedimos a toda persona que pudiese darnos alguna información sobre su paradero o que lo haya conocido o visto alguna vez, que se comunique con la familia a través del correo [email protected]“, recalca la amiga de los hijos del desaparecido.

La situación de la familia de Juan Bautista Castillo León no es un caso aislado. En los últimos tiempos, cubanos de dentro y fuera de la Isla se han puesto en contacto con CiberCuba para intentar localizar a algún allegado del que llevan años sin tener noticias.

Es el caso de la cubanoamericana Ada Alfonso, que llevaba años sin contactar a su familia paterna en Santa Clara y gracias a CiberCuba volvió a contactarlos.

Ella había perdido los teléfonos en una de las mudanzas que ha realizado a lo largo de su vida y desde entonces no sabía nada de los suyos. En apenas 24 horas, volvió a recuperar las llamadas gracias a que su familia leyó nuestro periódico, pero también gracias a la colaboración de un cubano anónimo que encontró los nombres de los familiares de Alfonso en la base de datos de ETECSA que circula de mano en mano por Cuba.

Algo similar le ocurrió a Bronia Sánchez Sáez (13 de agosto de 1980). Ella creció en una familia feliz sin sospechar que el hombre que la crió no era su papá biológico. Hoy busca a su verdadero padre, que podría estar en Estados Unidos tras haber abandonado la Isla por el Mariel, en 1980. Se llama Arnaldo Rodríguez González y tiene otros dos hermanos, uno de ellos, llamado Reinaldo. Los tres se fueron de Cuba en la misma fecha.

La misma experiencia la ha vivido Mercedes Fuentes Rodríguez, cubana, de 51 años, que vive en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. A ella le gustaría encontrar a su hermano por parte de madre, Raúl Pérez Rodríguez, que se crió con la abuela materna de ambos, Julia Moreno Riso.

Él se fue de Cuba en 1980, por el Mariel, cuando tenía 21 años y la familia sabe, por sus cartas, que ha vivido en varios estados de EE.UU., entre ellos, Nueva York y Chicago, donde tuvo una amiga mexicana, llamada Marisela Ponce de León.

Le ha pasado lo mismo a Vidalina Sánchez Góngora, de 70 años, residente en Santiago de Cuba. Su único hijo reside y trabaja en Surinam y a través de él se puso en contacto con CiberCuba para encontrar a sus primos maternos Ramón Rodríguez Sánchez, Alfredo Rodríguez Sánchez, Dolores Rodríguez Sánchez e Idailsa Rodríguez Sánchez, de los que no sabe nada desde hace medio siglo.

A Vidalina Sánchez le gustaría saber si están vivos y qué fue de sus vidas. La familia se separó en 1970 debido “a la situación creada por el sistema de Cuba y las diferencias con EE.UU.”, en una época en la que todos los cubanos que se iban del país eran tildados de ‘gusanos’.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: