Brigadas de respuesta rápida estaban listas para reprimir a manifestantes frente al MINCULT

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Brigada de respuesta rápida

El Ministerio del Interior preparó a varias personas, vestidas de civil, para enfrentar al grupo de artistas cubanos que se concentró este viernes frente al Ministerio de Cultura, en La Habana, con el objetivo de exigir un encuentro con el ministro y demostrar su apoyo al Movimiento San isidro y a Denis Solís.

En uno de los videos publicados por CiberCuba este viernes, se puede apreciar a una importante aglomeración de hombres y mujeres, parados con los brazos cruzados a todo lo largo de la calle donde se encontraban los manifestantes pacíficos, entre los que se encontraban el cineasta Fernando Pérez, el actor Jorge Perugorría y los músicos Leoni Torres y La Diosa.

El grupo, presumiblemente convocado por la Seguridad del Estado y las autoridades de la provincia, podría estar dispuesto a cumplir con la orden de atacar, verbal o  físicamente, a los artistas reunidos frente al MINCULT y aunque no fue necesario a intervención de las brigadas de respuesta rápida, si hubo algunos reportes sobre el uso de gas pimienta a otro grupo que se dirigía esa institución estatal cubana.

Así mismo, en esta redacción se recibieron imágenes de algunos militares en los alrededores de la zona durante todo el día, quizás como alerta para aquellos que decidieran elevar el tono de la reclamación.

La jornada de este viernes en La Habana estuvo protagonizada por más de un centenar de artistas cubanos que se organizó de manera espontanea para exigir un encuentro con el ministro de Cultura, Alpidio  Alonso Grau, y así presentar varios puntos concretos relacionados con el fin al hostigamiento político a opositores y artistas independientes, el apoyo al Movimiento San isidro y que se revisara la causa de enjuiciamiento al rapero Denis Solis.

Durante horas el grupo permaneció frente a la sede ministerial hasta que una comisión de 30 representantes logró entrar a la sede a dialogar y exponer sus puntos. Mientras tanto, afuera quedaba el resto, aplaudiendo cada 15 minutos para demostraar su apoyo.

A pesar de los intentos de sabotear la iniciativa, que incluyó un apagón en el Ministerio, no fue posible disuadir la concentración popular y mucho menos convencerlos de abandonar su empeño.

El uso de las brigadas de respuesta rápida como medio de control a las protestas ciudadanas, acompañadas de los actos de repudio han sido usadas en los últimos meses por parte de las autoridades cubanas para reprimir a los opositores y disidentes.

El domingo último decenas de hombres y mujeres salieron a ofender a un grupo minoritario de periodistas independientes, opositores y activistas por los derechos humanos que decidieron darse cita en el Parque Central, de La Habana. La turba a favor del régimen agredió incluso a periodistas extranjeros acreditados en Cuba, mientras eran arrestados sin razón alguna los manifestantes pacíficos.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.