Biden agradece al papa Francisco por hablar ‘en nombre de los detenidos injustamente’ en Venezuela y Cuba

Anuncios

El encuentro entre ambos mandatarios ocurre horas después de que el Vaticano impidiera manifestarse a cientos de cubanos.

Joe Biden y el papa Francisco después de su reunión privada. EFE

Joe Biden «agradeció al Vaticano por hablar en nombre de los detenidos injustamente, incluso en Venezuela Cuba«, informó la Casa Blanca en un comunicado acerca de la agenda del encuentro entre el papa Francisco y el presidente de EEUU.

De acuerdo con la nota, ambos mandatarios «se comprometieron a seguir usando sus voces para defender las libertades personales y religiosas en todo el mundo», reportó EFE.

La referencia a Cuba y Venezuela en la reunión entre ambos mandatarios se produce después que la Oficina de Prensa del Vaticano declarara que a los cientos de cubanos que el domingo último intentaron asistir a la misa del Ángelus oficiada por el Santo Padre en la Plaza de San Pedro se le ofreció su entrada, pero no como manifestantes.

«El domingo pasado algunas personas quisieron entrar a la Plaza de San Pedro para una manifestación política durante un evento espiritual y religioso, el Ángelus dominical que oficia el Santo Padre. Por lo que sabemos, se les ofreció entrar a la plaza como individuos, no como manifestantes, pero se negaron», indicó la Oficina de Prensa del Vaticano en una respuesta enviada a Radio Televisión Martí.

La manifestación pretendía rezar por la libertad y llamar la atención del papa sobre la represión en Cuba. Su promotor, el influencer cubano Alexander Otaola, denunció una situación que difiere de lo explicado por el Vaticano. Para él, el régimen cubano estaría detrás de lo sucedido.

La Casa Blanca aseguró que el papa le dijo a Biden que es «un buen católico», que debe «seguir recibiendo la comunión», en la larga reunión que mantuvieron el viernes en el Vaticano, en la que dialogaron sobre la crisis climática y la asistencia a la migración, y donde reinó la cercanía y la cordialidad.

Según el comunicado de Washington, Biden agradeció a Francisco «su defensa de los pobres del mundo y los que sufren hambre, conflictos y persecución» , así como «alabó el liderazgo del papa en la lucha contra la crisis climática, así como su defensa para garantizar que la pandemia termine para todos a través del intercambio de vacunas y una recuperación económica global equitativa».

Francisco y Biden se tomaron de las manos en señal de amistad mientras hablaban, según las imágenes proporcionadas por el Vaticano, y también hubo momentos en los que el pontífice se reía con las palabras del mandatario, el segundo presidente católico de la Historia de los Estados Unidos en ser recibido por un papa, después de John Kennedy.

Esta cordialidad parece pasar página a las relaciones conflictivas entre el Vaticano y Estados Unidos durante la Administración de Donald Trump.

Además, el presidente demócrata visitó el Vaticano en medio de las críticas de que ha sido objeto por parte de los sectores más conservadores de la Iglesia Católica estadounidense por su posición a favor del derecho al aborto, lo que no parece haya tensado la reunión, según EFE.

Preguntado sobre si habían hablado sobre su postura acerca del derecho al aborto, Biden respondió: «No, no lo hicimos. Solo hablamos sobre el hecho de que él estuviera contento de que yo fuera un buen católico y que debería seguir recibiendo la comunión».

La reunión privada entre ambos duró 75 minutos, superando los 50 que Francisco dedicó a Barack Obama y los apenas 30 de Trump, mientras que después Biden se entretuvo casi otra hora con el secretario de Estado y jefe de la diplomacia vaticana, Pietro Parolin.

Según una nota del Vaticano, durante la reunión privada se habló «del compromiso común con la protección y el cuidado del planeta, de la situación sanitaria y la lucha contra la pandemia del Covid-19», pero también el papa insistió a Biden en «el tema de los refugiados y la asistencia a los migrantes».

También se hizo referencia «a la protección de los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de religión y de conciencia y se repasaron «algunas cuestiones relativas a la actualidad internacional, en el contexto de la próxima cumbre del G20 en Roma», y sobre conseguir la paz mundial «mediante la negociación política»

Durante la audiencia, Biden le dijo al papa: «Eres el mayor luchador por la paz que he conocido», según se escucha en el video de la reunión.

Biden llegó a Roma para participar a la reunión de líderes del G20 y también se reunió con el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, y tiene previstas reuniones con el primer ministro, Mario Draghi, y el mandatario francés, Emanuelle Macron.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.