Balseros cubanos cuenta su travesía para llegar a Miami: los tiburones ‘estaban ahí’

‘Para Cuba ni para coger impulso’, dice Maidelín Casas.

Maidelín Casas y Héctor Reinosa, balseros cubanos. CAPTURA/TELEMUNDO 51

Dos balseros cubanos contaron este sábado a Telemundo 51 su travesía para llegar a Miami, Estados Unidos. Junto a otras dos personas salieron desde Santa Fe, La Habana, el pasado 10 de abril y llegaron a EEUU este fin de semana. 

«Lo único que me dio a mí fue por decirle a los muchachos y a mi esposa: se sientan en el medio de la embarcación, de unos cuatro metros de largo nada más, hecha de poliespuma. Le dije: ‘de ahí no se muevan, me hacen caso que esto está lleno de tiburones‘», dijo Héctor Reinosa a la citada fuente.

«Sí, es verdad que (los tiburones) estaban ahí, uno levantó una aleta que lo vio un muchacho y dice ‘mira para eso’. Levantando las olas y aquellos bichos arriba de nosotros, atrás de nosotros», contó Maidelín Casas.

Durante el trayecto sufrieron una fuerte tormenta a unas 70 millas (unos 112 kilómetros) de Cuba y perdieron el rumbo en medio de las olas de casi 30 pies (unos nueve metros). Después de seis días sin rumbos, vieron edificios a lo lejos y siguieron remando hasta que llegaron a Key Biscayne, reseñó Telemundo 51.   

“Cuando nos bajamos nos íbamos de cabeza porque no teníamos fuerza de la cintura para abajo. Imagínate, sentados, agachados y mojados todo el tiempo. Soltamos la balsa, cogimos por toda la calle, salimos para afuera, había un CDP (guardia de seguridad), no nos dijo nada. Salimos caminando los cuatro y llegamos”, dijo Reinosa. 

«Feliz y contenta. Para Cuba ni para coger impulso, mis hijas van a tener que venir aquí porque yo no me parece. No me aflijo aunque el dolor me mate, aquí me quedo. Vine con mi bata de doctora puesta todo el camino no para que nadie me viera, si no porque había frío y el abrigo ya se me había mojado, había botado un poco de cosas», afirmó Casas. 

«Sinceramente no me fui del país por traición ni nada. Me fui porque la situación económica sinceramente está muy mala y yo tengo cuatro hijos que mantener. Pienso que estando aquí, trabajando, organice el dinerito y se lo mande a mis hijos para allá y a mi madre», dijo Reinosa.

Ambos cubanos esperan trabajar y «luchar» en EEUU para ayudar a su familia en la Isla. En Miami están con un familiar.

Sin embargo, un experto en inmigración, consultado por Telemundo 51, dijo que «ya que no existe la política de pies secos-pies mojados no tienen derecho a obtener una residencia. Tendrían que pelear por un caso de asilo político para obtener la residencia», dijo el periodista Eduardo Rodríguez, más conocido como Yusnaby Pérez. 

El expresidente Barack Obama eliminó la política pies secos-pies mojados al terminar su segundo mandato en la Casa Blanca en 2017. Desde entonces los cubanos salen menos por el mar y más por Centroamérica hasta llegar a Estados Unidos. 

Sin embargo, en los últimos meses aumentaron la cantidad de balseros cubanos interceptados por la Guardia Costera de EEUU (USCG, por sus siglas en inglés) en el Estrecho de Florida.

Según los datos más recientes de la USCG, desde el 1 de octubre del 2020 interceptaron a 166 balseros cubanos.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.