Autoridades cubanas advierten sobre el incremento de casos y muertes por leptospirosis en Holguín

El Gobierno asegura que disminuye la tasa de incidencia del dengue en Cuba.

Una calle en Cuba. DIARIO DE CUBA

Las autoridades sanitarias cubanas alertaron sobre el incremento de casos y fallecidos por leptospirosis en la provincia de Holguín, de acuerdo a una publicada en el medio estatal Granma, que no ofrece cifras de personas enfermas o muertas a causa de la enfermedad.

El doctor Humberto Rivera Almaguer, jefe del Programa de Zoonosis en la provincial, dijo que se ha observado un incremento de la morbilidad y la letalidad por leptospirosis en el territorio, debido al incremento de las lluvias y al contacto con las aguas residuales, esencialmente en lugares pecuarios, según la nota del medio oficial cubano.

La enfermedad se trasmite esencialmente por roedores, pero la crianza de animales puede ser otra fuente de infección, mediante el contacto con la orina de animales infectados como perros, ganado, cerdos o caballos; de ahí la necesidad de emplear medidas de protección, sostiene la nota.

«En relación con el comportamiento de la leptospirosis y la necesidad de consolidar las principales acciones de prevención y control, acorde a los requerimientos actuales para su enfrentamiento necesitamos que la población conozca cuáles son las medidas para evitar contraer la enfermedad», citó Granma a Rivera Almaguer.

Entre las medidas, el también funcionario del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología recomendó «tener un control sobre los roedores a través de la higiene comunal, en el lugar donde se tienen los animales y la higiene personal; evitar la natación en charcos, ríos o presas; identificar a los animales enfermos y evitar el contacto con su orina y heces fecales; garantizar la vacunación de los grupos de riesgo y que quienes presenten síntomas acudan oportunamente al médico para prevenir complicaciones y estados graves».

En contradicción con estas recomendaciones, las condiciones higiénicas de muchas ciudades cubanas, principalmente La Habanason fuente de denuncias y preocupación de los cubanos. Las aguas albañales en zonas habitadas y los vertederos de desechos facilitan la proliferación de roedores y de toda clase de insectos.

Según la nota de Granma, la bacteria que provoca la leptospirosis puede vivir desde semanas hasta meses en el agua y la tierra contaminadas con la orina de estos animales.

Entre las manifestaciones más importantes de la enfermedad, Granma destacó fiebre, cefalea, dolores musculares sobre todo en las pantorrillas, vómitos, diarreas y malestar general.

La nota señaló que como tratamiento profiláctico para la leptospirosis se emplea la doxiciclina y advierte que, sin tratamiento, la enfermedad puede causar daños en el riñón y el hígado y hasta la muerte.

Ante cualquier indicio de haberla contraído, el único personal autorizado para diagnosticar o descartar la enfermedad es el personal médico. Se debe asistir al centro asistencial más cercano, en especial cuando la persona ha estado expuesta en alguna zona de riesgo.

Ya en julio pasado, las autoridades cubanas de salud lanzaron una «alerta epidemiológica de leptospirosis». De acuerdo a una nota de la estatal Agencia Cubana de Noticias, que tampoco ofrecía detalles ni cifras, la enfermedad se encontraba al alza en la provincia de Camagüey.

El Gobierno asegura que disminuye la tasa de incidencia del dengue en Cuba.

Por otra parte, la tasa de incidencia de casos sospechosos de dengue en el país continúa disminuyendo por seis semanas consecutivas, según una nota de Granma.

El titular del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, José Ángel Portal Miranda, aseguró que la tasa disminuyó en un 13,2% con respecto a la semana anterior, aunque reconoció un incremento de casos en Ciego de Ávila, Camagüey y el municipio especial Isla de la Juventud.

Portal Miranda ofreció la información en una reunión del Grupo temporal de trabajo del Gobierno para la prevención y control del Covid-19 y el dengue, en la que participaron las autoridades políticas y gubernamentales de las 15 provincias y el municipio especial, y que estuvo encabezada por Miguel Díaz-Canel.

El ministro cubano de Salud advirtió que la disminución de los sospechosos y de la reactividad se ha mantenido en un momento en que persisten las condiciones naturales para la procreación del mosquito Aedes aegypti, por lo que insistió en la importancia de la calidad del trabajo antivectorial.

Sin embargo, teniendo en cuenta la falta de combustible e insecticidas resulta difícil que el trabajo antivectorial pueda ser de calidad. Esta escasez complicó aún más la situación del dengue en provincias como Guantánamo, según reconocieron las autoridades a mediados de octubre.

También llevó al empleo de peces larvífagos para eliminar el Aedes aegypti en un área de salud de la capital provincial de Santiago de Cuba de unas 26 manzanas con transmisión de dengue, debido al alto índice de infestación, según reconocía a finales del mes pasado, el medio estatal local Sierra Maestra.

A finales del propio octubre, las autoridades del MINSAP reconocieron que la epidemia de dengue en Cuba estaba generando más casos entre los niños, aunque la prensa oficial evitó ofrecer cifras de enfermos y fallecidos.

Ahora el ministro de Salud ofreció el dato alentador de que la focalidad del vector en la semana 44 de este año (del 30 de octubre al 5 de noviembre) disminuyó en un 46,4 % con respecto a igual periodo de 2021, aunque señaló que no es para confiarse. 

En la propia reunión se dio a conocer una disminución en la transmisión del Covid-19 en un 85,1 % con respecto a septiembre. Sobre la viruela del mono, se informó que se mantienen ocho casos confirmados hasta la fecha (en La Habana, cinco; en Cienfuegos, dos y en Artemisa, uno; seis son hombres y dos mujeres, y todos son adultos), con un fallecido. Actualmente permanecen tres casos activos, todos ingresados en el IPK.

Además, se presentaron los resultados el HeberSaVax, inmunoterapia activa específica basada en el factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF) para el tratamiento del cáncer de hígado, desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Para el Gobierno cubano resulta vital reducir los índices de dengue, Covid-19 y viruela símica, cuando ha comenzado la temporada alta en el sector turístico, que no se ha recuperado lo suficiente para acercarse a las cifras prepandémicas de 3,5 millones visitantes en 2019. Recientemente, las autoridades reconocieran que Cuba no alcanzará la meta de recibir 2,5 millones de turistas este año y rebajaran su previsión para el 2022 en un 32%.

El dengue, del que casi la mitad de los importados a España provenían de Cuba, según reportó la prensa de ese país a finales de septiembre último, podría disuadir a los turistas extranjeros de vacacionar en la Isla.

La posibilidad de contar con una inmunoterapia efectiva contra un tipo de cáncer también constituye una buena noticia para un Gobierno que promueve el turismo de salud en Cuba, pese a la desprotección que experimentan sus ciudadanos en el sistema sanitario.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%