La víctima responde al nombre de Antoinette Traboulsi y sus familiares la habían reportado como desaparecida desde el pasado 14 de noviembre.

Turista canadiense asesinada en Varadero. 

La violencia sigue desatada en Cuba y ahora le tocó a una turista canadiense, quien resultó asesinada en Varadero, según confirmaron autoridades de ese país por medio del Departamento de Asuntos Globales de Canadá tras establecer comunicaciones con el régimen de La Habana.

La víctima responde al nombre de Antoinette Traboulsi y sus familiares la habían reportado como desaparecida desde el pasado 14 de noviembre.

La turista canadiense de 52 años era una enfermera de Montreal, que había decidido “tomarse unas vacaciones” en Varadero tras las largas jornadas de trabajo que vivió en el enfrentamiento de la pandemia en su país.

La mujer oriunda de Quebec y madre de tres hijos fue encontrada en la playa el sábado pasado con signos de violencia. La canadiense fue enterrada a un metro de la arena y tenía “marcas de mordiscos en el pecho y la cara muy golpeada”.

Entretanto, Sami Soussa, primo de la turista canadiense asesinada en Varadero, precisó que, un amigo que había viajado con la víctima denunció la desaparición de la dama el sábado y fue entonces cuando las autoridades cubanas comenzaron la búsqueda hasta que hallaron el cuerpo sin vida.

“Confirmaron que era el cuerpo de mi prima en la morgue de Cuba y al parecer la asesinaron y la enterraron en la arena de la playa de Varadero”.

Dijo Soussa a quien Asuntos Globales de Canadá le confirmó la identidad de la víctima.

Viaje de la turista canadiense a Varadero

La turista canadiense viajó a Varadero el pasado 13 de noviembre para tomarse unas vacaciones de dos semanas, según precisaron los medios de ese país.

Traboulsi era enfermera en el Hospital Sacre-Coeur de Montreal y visitaba Cuba una o dos veces al año. La familia dijo que consideraba a la nación insular como un segundo hogar.

“Estaba llena de vida, le gustaba la música, le gusta divertirse en su vida, realmente le gustó el estilo de vida allí”.

Apuntó Soussa.

“Ha estado yendo a Cuba una o dos veces al año durante varios años. Incluso aprendió a hablar perfectamente el español”.

Agregó su familiar.

Por último, el primo de la turista canadiense asesinada en Varadero pidió ser la persona que reclame el cuerpo de su familiar, al tiempo que exigió que, se investiguen los hechos para dar con el culpable.

“Quiero saber cómo mataron a una mujer de 52 años, enterrada a un metro de profundidad en la arena, en una playa pública. ¡Hay un centro turístico en la misma playa! ¿Qué pasó? ¿Tenemos un sospechoso? Quiero que alguien pagar.”

Aseguró.

Este hecho demuestra una vez como la violencia en Cuba sigue desatada, y no discrimina de nacionales o turistas, a pesar de que la dictadura vende a la isla como un “destino seguro”.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.