Asesinado al ex primer ministro japonés Shinzo Abe mientras daba un discurso 

El ataque se produce a solo días de las próximas elecciones japonesas para la Cámara Alta, que podrían ser pospuestas para otra fecha.

Shinzo Abe en el momento en que es abatido en Japón. KYODO | REUTERS

Este viernes el ex primer ministro de JapónShinzo Abe fue asesinado en un acto de campaña por un hombre que le disparó por detrás con un arma de fuego. Hay un sospechoso detenido, informa EFE.

El ex mandatario, que se mantuvo al poder entre 2012 y 2020, recibió disparos mientras daba un discurso en un evento de campaña en una estación de tren en la región de Nara, al oeste de Japón, en el marco de las elecciones a la Cámara Alta del Parlamento japonés de este domingo. Su discurso apoyaba al candidato político Kei Sato, un miembro actual de la Cámara Alta que se postula para la reelección en Nara.

Luego del disparo por detrás, Abe fue trasladado en helicóptero a un hospital, al cual ingresó «en condición crítica», según indicó el actual primer ministro japonés, Fumio Kishida.     

En el trayecto, el Abe sufrió un paro cardiorrespiratorio y, pese a las numerosas transfusiones de sangre, los especialistas no lograron salvarle la vida. Pocas horas más tarde, los medios locales confirmaron la muerte del ex mandatario de 67 años. Según informó a la prensa el jefe del Departamento de Urgencias de la Universidad Médica de Nara, Hidetada Fukushima, el corazón de Abe sufrió «importantes daños», a la vez que las dos heridas de bala en el cuello dañaron una arteria, provocando una hemorragia.

Un hombre fue detenido en el acto por la policía japonesa. Según informó la cadena nipona NHK. Portaba un arma similar a una escopeta, aunque no se descarta la posibilidad de que se tratara de una producción casera. Por lo pronto, se ha identificado al detenido como Yamagami Tetsuya, un hombre de 41 años que, durante la década del 2000, se desempeñó por tres años en las Fuerzas de Autodefensa Marítima.

Tal como dijo una de las fuentes del Partido Liberal Democrático presentes en el acto, se escucharon dos disparos, aunque el segundo fue más nítido. Luego, Abe se derrumbó y sangraba por el cuello.

Al conocer la noticia, el primer ministro Kishida, miembro del mismo Partido Liberal Democrático al que pertenecía Abe, canceló su gira por el interior del país y viajó a Tokio para reunirse con su equipo: «Utilizo las palabras más duras para condenar el acto», indicó a la prensa.

El jefe de Gabinete, Hirokazu Matsuno, dijo que el Gobierno japonés creará un grupo de trabajo para investigar el suceso.

A solo días de las próximas elecciones niponas para la Cámara Alta, existe incertidumbre respecto al correcto desarrollo de estas este domingo y se esperan definiciones del Gobierno en torno a una posible nueva fecha.

Aunque Abe había renunciado al poder en 2020 por problemas de salud, aún se mantenía activo dentro de su partido e incluso dirigía la facción más amplia de este, Seiwaka.

El corresponsal de la BBC en Tokio, Yuko Kato, califica la noticia como «el peor desenlace posible. Independientemente de lo que mucha gente piense de la gestión de Abe, Japón ahora está unido por el dolor, la ira y la conmoción».

Los ataques de este tipo son muy raros en Japón, un país en donde existen estrictas restricciones sobre la posesión de armas de fuego y donde apenas se registran incidentes de violencia política.

En promedio, cada año hay menos de diez muertes relacionadas con armas en Japón. En 2017, solo hubo tres, informa BBC.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%