Artemisa, Mayabeque, Ciego de Ávila y la Isla de la Juventud retroceden a la fase epidémica por el Covid-19

Pese a la compleja situación con la pandemia en Cuba, varias universidades arrancan el curso académico.

Manuel Marrero Cruz. ESTUDIOS REVOLUCIÓN

Artemisa, Mayabeque y Ciego de Ávila, así como en el municipio especial Isla de la Juventud, retrocedieron a la etapa epidémica en la fase de transmisión autóctona limitada del Covid-19, según declararon autoridades cubanas el martes.

Durante una reunión encabezada por Miguel Díaz-Canel, y dirigida por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, se informó también de la regresión de varias provincias y municipios respecto a las fases de la etapa de recuperación en que se encontraban, publicó el sitio oficial Cubadebate.

«Teniendo en cuenta la tendencia ascendente de casos confirmados y el incremento en las respectivas tasas de incidencia por cada 100.000 habitantes, se decidió el cambio a la fase uno en la etapa de recuperación de la provincia de Pinar del Río (se encontraba en fase tres); de Cienfuegos a la fase dos (estaba en fase tres); y de Holguín a la fase tres (con anterioridad en la nueva normalidad)», dijo Marrero.

Según Marrero, se encuentran en la etapa de nueva normalidad las provincias de Sancti Spíritus, Las Tunas y Granma; en la fase tres de la recuperación, Camagüey; y en fase de transmisión autóctona limitada, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Dijo que en general son 103 los municipios que se encuentran en la fase de transmisión autóctona limitada, 46 en la nueva normalidad, y el resto en fase uno, dos o tres de la etapa de recuperación.

Varias universidades arrancan el curso académico en medio del complejo panorama por el Covid-19

El curso académico 2021 en la educación superior en Cuba comenzó este lunes en varias universidades del país, en pleno auge de los casos de Covid-19.

Una resolución del Ministerio de Educación Superior dispuso que las actividades académicas dependerán de la situación epidemiológica en los territorios, y cada centro de estudios debe adecuar las orientaciones a sus características, realidades y posibilidades, publicó la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN).

En consonancia, la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, desarrollará la primera etapa del curso mediante la modalidad de educación a distancia. La vicerrectora de Formación del centro, Alicia Rodríguez Gregorich, declaró que esta alternativa tiene el propósito de no interrumpir completamente los procesos docentes para sus 16.700 estudiantes matriculados en este periodo lectivo.

Como vías para acceder a los materiales de estudios, los estudiantes camagüeyanos podrán acudir a los Joven Club de Computación y Electrónica, a instalaciones adjuntas a la universidad, o utilizar Nauta Hogar, que será libre de costo por un acuerdo con la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, según dijo.

En tanto, provincias donde la situación epidemiológica es menos compleja sí abrieron sus aulas.

Más de 8.000 alumnos se incorporaron a la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez, para un período académico que será de apenas seis meses.

El vicerrector del centro, doctor en Ciencias Pedro Fuentes Chaviano, dijo a la ACN que para evitar complicaciones por el posible contagio con el Covid-19 se ha decidido alternar, semanalmente, la presencia de educandos en el recinto escolar.

De la rotación se exceptúan los estudiantes de primer año, que recibirán una atención diferenciada por ser principiantes en la enseñanza superior, dijo el directivo.

También en la Universidad de Holguín iniciarán las actividades presenciales.

Debido al nivel de estudiantes de otras provincias de la región oriental que estudian en ese centro, se aplazará el inicio de la etapa académica de las carreras de Turismo, Ciencia de la Información, Lengua Inglesa, Periodismo, Gestión Sociocultural y de Historia.

Tampoco se incorporarán a las clases los alumnos residentes en Moa, municipio holguinero en fase de transmisión autóctona limitada, y la universidad de ese territorio se mantendrá cerrada hasta que se estabilice la situación epidemiológica en esa zona.

Según Roberto Rodríguez, vicerrector de Universidad de Holguín, las especialidades que sí comenzaron este 1 de febrero se concentraron en sedes de la ciudad capital con las condiciones requeridas para prevenir el contagio y propagación del coronavirus.

Actualmente, más del 80% de las universidades cubanas funcionan como hospitales o centros de aislamiento, y sus profesores y alumnos han sido movilizados para trabajar en ellos.

La Resolución 3/21, del Ministerio de Educación Superior establece que en los territorios donde sea imposible comenzar las actividades docentes, los educandos participarán en «tareas de impacto vinculadas con la producción, su futura profesión o la lucha contra el Covid-19 en sus municipios».

El ministro, José Ramón Saborido Loidi, presentó esta orden como una «ayuda a la formación de profesionales integrales, competentes y comprometidos con el desarrollo social y económico del país».

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.