Arrestan a cubano por robar ventiladores médicos que iban a ser donados a El Salvador

El caribeño está acusado de robar propiedad del gobierno de Estados Unidos

El cubano Yoelvis Denis Hernández, de 42 años, fue arrestado en Texas tras ser acusado de robar 192 ventiladores médicos que el gobierno de Estados Unidos había destinado a un centro de cuidados intensivos por Covid-19 en El Salvador.

Un comunicado del Departamento de Justicia de EEUU señala que los equipos estaban camino al país centroamericano cuando el sospechoso se adueñó de ellos, con el apoyo de su compatriota Luis Urra Montero, de 24 años, quien fue arrestado en septiembre del año pasado.

Ambos están acusados de conspiración federal, posesión de bienes robados que se envían interestatalmente y robo de propiedad del gobierno.

La nota explica que el pasado 9 de agosto de 2020 Hernández y Montero robaron un camión remolque con dicho número de ventiladores, que representan un valor de 3 millones de dólares, cuando la unidad estaba lista para dirigirse al Aeropuerto Internacional de Miami.

Yoelvis Denis Hernández está acusado por robar al gobierno de EEUU (Foto: FBI – Twitter)

“Según documentos judiciales, Hernández y Montero robaron el remolque de un lote donde el conductor lo había dejado durante la noche. Tras una investigación, la policía recuperó la mayoría de los ventiladores robados”, indica el comunicado.

El Salvador actualmente registra 73.246 casos positivos desde que inició la pandemia y un total de 2.241 muertes.

El Departamento de Justicia agregó que Hernández ya compareció ante la corte federal del Distrito Oeste de Texas. El procedimiento judicial continuará en el Distrito Sur de Florida donde el caso está pendiente.

Las autoridades estadounidenses recuerdan a la población que cualquier información sobre intentos de fraudes relacionados con la actual crisis sanitaria se pueden denunciar a la línea directa del Centro Nacional para el Fraude en Desastres del Departamento de Justicia 866-720-5721.

En septiembre del año pasado, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) ofreció una recompensa de 5.000 dólares a cambio de información precisa para arrestar a Hernández.

La recompensa aumentó a 10.000 cuando la Oficina del Inspector General de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional también ofreció una recompensa por la misma cantidad.

El cubano ya había sido detenido por el robo, pero aprovechó fugarse cuando le otorgaron la libertad y estaba en espera de un juicio.

Los pacientes con Covid-19 en estado crítico por lo general no pueden respirar y necesitan de dichos ventiladores para continuar con vida.

Su colocación es muy invasiva, ya que se instala un tubo en la tráquea que conecta al circuito del aparato para llevar un flujo de aire al cuerpo. Esta situación se da en personas con enfermedades cardiacas, renales, diabetes u obesidad.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.