Arrestan a camillero cubano que denunció el colapso del hospital de Morón

Recientemente, un camillero cubano mostró al mundo la situación que viven decenas de pacientes en el hospital Roberto Rodríguez de la ciudad de Morón, colapsado por el coronavirus.

La enfermedad azota nuevamente a esa provincia del centro de Cuba, y el hospital que fue destinado para los servicios de los contagiados está al límite.

El joven cubano que hizo la transmisión solo busca alertar sobre el hecho de que más de 20 cubanos enfermos duermen en la sala de Vías Respiratorias de dicho hospital sin saber si tendrán una cama para su ingreso o si los llevarán hacia otro sitio.

Omar Ortega, este camillero, aclara que no está haciendo “contrarrevolución”, solo se trata de un acto humano para que a quienes le compete tomar medidas, encuentren una solución.

Sin embargo, fue arrestado por su denuncia, tal y como informó desde ese territorio del país la activista Dairis Ravelo.

En su muro se leen palabras de otros cubanos que repudian el arresto:

¿Hasta cuándo la arrogancia de ustedes?, ¿Saben ustedes que serán juzgados por violar sus propias leyes y los derechos humanos de todos los cubanos?

Quizás al leer este escrito se rían a carcajadas, llamen a otros y expresen: ¡Que comemierda es este tipo!, él no sabe que somos los dueños de Cuba. Si, así mismo muchos de ustedes se expresan, y se lo creen porque para ustedes sus propias leyes no cuentan. Hacen y deshacen a sus antojos en nombre del “proceso revolucionario”.

Dairis González Ravelo, la graduada en Economía, la devenida en cuentapropista (trabajadora por cuenta propia en el sector privado), la empírica periodista independiente de la Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A. , la que denuncia los males sociales en su ciudad; pero sobre todo la madre de dos hijos que no quiere que crezcan en la miseria y explotación a que son sometidos los cubanos en la Isla, fue agredida en horas recientes por dos “mujeres desconocidas” que pudieron causarle la muerte, ya que un daño a las venitas de los ojos puede conllevar a una hemorragia subconjuntival. Dairis se defendió, fue socorrida por algunos testigos de los hechos, mientras las “mujeres desconocidas” escapaban en un auto lada de color blanco.

Omar Ortega Mendoza, joven opositor, camillero en el Hospital de Morón, también colaborador de la Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A., que denuncia los males sociales; pero sobre todo un padre que no quiere ver a sus hijos crezcan con hambre, miseria y explotación en la Cuba de hoy, fue detenido por un presunto delito común, su casa registrada sin una orden, y donde no encontraron prueba alguna del presunto delito. A Omar se le negó su derecho a una llamada desde la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), fue trasladado a la Ciudad de Ciego de Ávila para el centro de torturas conocido entre otros nombres como “El Técnico” “La Olla de Presión” ,y “Todo el Mundo Canta”. De aquí a la prisión de Canaleta. Otro joven cubano entre las rejas a espera de un juicio amañado para condenarlo por decir verdades, por ser la voz, al igual que Dairis, de los que temen expresar sus ideas.

La Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A. hace responsable a la policía política cubana, y al Partido Comunista de Cuba por las integridades físicas de todos los opositores, disidentes, periodistas independientes, en general, por todos los cubanos que con valor expresan su descontento y piden libertad para el pueblo de Cuba.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.