Camara de vigilancia en una gasolinera donde se produjo el robo de informacio en California

Pedro Álvarez –reguetonero más conocido como “El Yeri”– es uno de los cuatro cubanos residentes en Miami que fue arrestado en California por robar información de tarjetas de crédito en gasolineras la localidad de Auburn, y luego gastar el dinero en Casinos y grandes tiendas de ese estado.

Las autoridades californianas aseguran que los cuatro acusados eran integrantes de una red mucho mayor. Además de Álvarez, de 30 años, los otros cubanos arrestados fueron Luis Díaz (36 años), Daniel Morcate (41) y Luis Cardente (30).

“No es tan inusual que ladrones viajen a través del país para cometer sus crímenes. Los otros detectives no se sorprendieron mucho. Fue una gran victoria”, dijo en declaraciones para America Noticias, Angela Musallam, portavoz del Departamento de la Policía en el condado de Placer, en California.

La investigación se inició en 2018, cuando los detectives de ese condado comenzaron a recibir reportes sobre fraudes. Los agentes llegaron a identificar a 23 víctimas y una pérdida total que sobrepasa los 16 mil dólares.  

“Recibimos reportes de equipos colocados en gasolineras para robar información en Auburn. Las tarjetas de crédito robadas eran cargadas con transacciones de entre 300 a 400 dólares en muchas partes del estado de California. Nos tomó cerca de dos años y mucho trabajo identificar a algunos miembros de esta banda”, añade la funcionaria.

En el caso de dos de los acusados, “El Yeri” y Luis Díaz, se declararon culpables el 30 de octubre. Morcate y Cardente, por su parte, enfrentan además acusaciones federales en el distrito este del estado Virginia.

La vocera del Departamento policial envió un mensaje a quienes piensan ir desde Miami hasta California para cometer cualquier crimen. “Los vamos a agarrar si vienen, miren este caso como ejemplo, puede tomar dos años, pero este grupo fue arrestado y van a pagar por lo que hicieron”, concluye.

Las redes sociales de “El Yeri”, mantienen actividad desde hace pocos días, lo que podría suponer que se encuentra fuera de prisión a la espera de juicio.

“Aprendí que un tropezón no es caída… que todo en la vida vuelve… que no hay mal que por bien no venga… que con voluntad y esfuerzo, todo resulta mas fácil.. que lo más valioso del mundo es la familia y los verdaderos amigos… que por más tropezón, caída, barrera u obstáculo que se interponga en el camino, el objetivo es levantarte cada día con la cabeza en alto y seguir adelante!!”, escribió el pasado 1 de noviembre, luego de que sus redes permanecieran en silencio desde el 21 de septiembre

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.