¿Arranca o no arranca la Termoeléctrica Antonio Guiteras?

La termoeléctrica de Matanzas, con más averías que días generando, será puesta a funcionar en cuestión de horas. Los cubanos cruzan los dedos.

Trabajos de reparación en la caldera de la termoeléctrica. JOSÉ MIGUEL SOLÍS / FACEBOOK

A menos de dos semanas de que el sistema eléctrico cubano tocara fondo, después que el azote del huracán Ian dejara a oscuras a toda la Isla, los apagones se imponen nuevamente en el país. En ese contexto, las autoridades presionan para aliviar una crisis que está haciendo de las protestas y cacerolazos contra el régimen algo cotidiano.

Este fin de semana la estatal Unión Eléctrica (UNE) anunció el fracaso en la arrancada de la Termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, que salió de servicio el 3 de octubre, solo horas después de haber vuelto a producir energía. 

Esto, que agravó los apagones en el país, a causa de una avería en el área de la caldera, según un reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Los problemas en la caldera han sido la causa de la mayoría de las paralizaciones de la planta a partir del verano. Antes de que estallara el incendio en la base de supertanqueros de Matanzas, el 5 de agosto pasado, que acabó siendo el peor desastre petroquímico de la historia en Cuba, los técnicos de la Guiteras habían advertido de la existencia de un «elevado consumo de agua» en la caldera, «señal de alguna eventualidad».

Posteriormente, cuando el 19 de septiembre volvió a salir de servicio, la Unión Eléctrica explicó que esta vez se había tratado de un «salidero en la caldera, defecto que no tiene relación alguna con la reparación realizada» anteriormente.

Apenas una semana antes, el 12 de septiembre, otra parada había sido achacada a «una ponchadura en caldera», o sea, dos tubos averiados, según explicó luego Misbel Palmero Aguiar, director general de la Antonio Guiteras.

El funcionario dijo en esa fecha al diario oficial Granma que durante la pausa anterior se había logrado disminuir el alto consumo de agua, aunque no resolverlo del todo. 

Mas, señaló que dado que ambos problemas ocurrieron en la caldera de la termoeléctrica, ello acreditaba el mal estado en que se encuentra esa área.

El periodista de la emisora oficial Radio Rebelde en Matanzas, José Miguel Solís, ha deslizado en sus reportes sobre el tema que la premura por echar a andar la Guiteras podría dar lugar a averías mucho más graves.

«Sospecho que el o los decisores que acordaron acortar el tiempo de mantenimiento de la caldera de la Guiteras lo estén lamentando», escribió en su muro de Facebook el sábado.

«Muy poco antes de sincronizar, se registró pérdida de agua en el exterior de la inmensa caldera. Y se genera otra demora en enfriar, subsanar y volver, como Sísifo con su roca al hombro, cuesta arriba. No la tomen con el mensajero, que ya saben que es uno de los que aboga por darle el tiempo necesario y evitar daños mayores. Lo que llamo ‘el síndrome de Felton’ pende sobre una industria tan buena tecnológicamente, como necesitada de un mantenimiento ya, inaplazable, salvo que se le emplace a jugar a la peligrosa ruleta rusa», advirtió.

Quizás ante esa predicción, el director técnico de la Unión Eléctrica, Lázaro Guerra, tuvo que salir a explicar en la televisión nacional que esta última avería en la caldera de la Guiteras «no tiene que ver con los trabajos realizados en corto tiempo para su puesta en línea otra vez. Por tanto, aunque se hubiesen esperado los días anteriormente informados, no se habría evitado la nueva rotura», citó el periodista oficialista Lázaro Manuel Alonso en sus redes sociales el domingo.

Alonso, quien había compartido la publicación de su colega Solís en su propio muro, indicó que, según el funcionario, «la caldera de la Guiteras necesita de un mantenimiento capital que ahora no es posible por las condiciones que ya sabemos. Cuando en una máquina de este tipo se violan los ciclos de mantenimiento, aparecen los desperfectos con frecuencia».

El periodista señaló: «Tras intercambio telefónico esta mañana con directivos de la Unión Eléctrica, me queda claro que la decisión de arrancar la unidad antes de los diez días previstos no constituye la causa del fallo, en una industria que, reiteramos, necesita de intervenciones más profundas que demandan tiempo y dinero. (…) A veces, para que algo salga bien, se necesita más que voluntades, y eso otro que hace falta no siempre lo tenemos al alcance de la mano», finalizó.

Por ello, Solís mismo informó en su perfil de Facebook que la arrancada de la termoeléctrica sería inminente. Mostrando fotos de los técnicos ocupados de la reparación, señaló que había sido «identificada la grieta en el exterior de la caldera y se procede a su solución… Se trata de apenas unas pocas horas. Vale la pena aclarar que la avería aconteció en otra área. Para nada tiene que ver con el trabajo inicial en la caldera».

«Afortunadamente, no se demanda de prueba hidráulica y sí de minuciosidad en el control metalográfico del trabajo de soldadura», finalizó.

No cabe dudas de que la decisión de echar a andar la Guiteras a como de lugar es ante todo política. Los cubanos han demostrado que, pese a la represión violenta de las protestas, no manifestarse tiene peores consecuencias sobre su ya crítica calidad de vida.

Mientras, en numerosos territorios las personas reportaron esta semana apenas tres horas de servicio eléctrico.

Por ello, este mismo domingo comenzará el arranque de la planta, una de las principales productoras de energía de Cuba, y que basa su producción únicamente en el crudo extraído en la Isla.

Sin embargo, como advirtió a José Miguel Solís el ingeniero Palmero Aguiar, no debe olvidarse considerar el tiempo de vida de la unidad: 34 años de explotación. 

Las termoeléctricas cubanas han sobrepasado su vida útil, según las propias autoridades del Ministerio de Energía y Minas. Y las inversiones para renovarlas son costosas y toman tiempo. De ahí que la promesas de Miguel Díaz-Canel de controlar los apagones antes de fin de año no sean creíbles. Y todos crucen los dedos ante la próxima arrancada de la Antonio Guiteras.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%