Argentina comenzará en diciembre a cultivar en tierras ociosas de Cuba

El funcionario argentino Jorge Neme asegura que su país ‘aportará tecnología de avanzada para el desarrollo alimentario cubano’.

Encuentro de Jorge Neme y Miguel Díaz-Canel. TELAM

Jorge Neme, secretario de Planificación del Desarrollo y la Competitividad del Ministerio de Economía de Argentina, aseguró que su país «aportará tecnología de avanzada para el desarrollo alimentario cubano» cuando a partir de diciembre entre en marcha el proyecto de explotación agrícola que Buenos Aires acordó con La Habana.

Al informar de un encuentro el martes con Miguel Díaz-Canel en el Palacio de la Revolución de la capital cubana, el funcionario tuiteó: «Excelente diálogo sobre el proyecto de cooperación en materia comercial y agropecuaria que une a nuestros países».

Por su lado, el gobernante cubano tuiteó que conversó con Neme «sobre prometedores proyectos en materia de agricultura y comercio», sin ofrecer detalles.

Neme viajó a Cuba por segunda vez desde mayo último para analizar los detalles del negocio bilateral, que supondrá una inversión significativa de Argentina en tierras de la Isla que las autoridades no ponen a producir, y para las que tienen que recurrir a financiamiento y tecnología foránea, pese a la aguda crisis de alimentos que sufren los cubanos.

En esta ocasión, el funcionario argentino llegó a la Isla acompañado de empresarios invitados a la edición 38 de la Feria Internacional de La Habana (FIHAV), que tendrá lugar entre el 14 y el 18 de noviembre.

El diario oficial Granma indicó que los miembros de la delegación visitante «evaluarán detalles para iniciar el proyecto agrícola de producción de granos en diciembre».

En junio pasado, el presidente argentino Alberto Fernández firmó el acuerdo con La Habana para echar a producir tierras ociosas en Cuba y cuyo objetivo sería incidir en la agricultura de la Isla con producciones que el Gobierno no puede generar y sustituir importaciones, que en lo que toca a los alimentos alcanzan hasta el 80% de las compras de La Habana en el extranjero. No obstante, la mayor parte de ellos el Gobierno los vende en dólares a precios muy altos.

El convenio, con una duración de cinco años, asegura además que Cuba obtendría «soberanía alimentaria», aunque en realidad pone ese derecho en manos de técnicos y entidades extranjeras.

El acuerdo se negocia desde 2020 y supondría producir maíz y soya en tierras sin explotación de la Isla, reveló hace un año la prensa argentina.

«El proyecto podría incluir pagos por renta de tierra, formación de profesionales y técnicos cubanos, transferencia tecnológica y la exportación de maquinaria agrícola adaptada a la siembra directa», reportó el diario Página12. Esto, aseguró la nota, para que la Isla «desarrolle su sector agropecuario a través de tecnología argentina».

Sin embargo, por el momento no se ha indicado cómo la producción resultante de esta inversión beneficiará a los cubanos de a pie.

Los proveedores del proyecto serían el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la división de negocios de la petrolera argentina YPF Agro, así como productores y empresas argentinas con potencial exportador. 

Buenos Aires presentó un paquete tecnológico con proyecciones de áreas sembradas y rendimientos para maíz y soja, en base a la experiencia nacional en materia agrícola adaptable a distintos tipos de suelo y manejo de malezas.

El excanciller argentino Felipe Solá había dicho en el verano de 2021 durante una reunión con la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID) que Buenos Aires aspira a penetrar mercados de la región que hoy ocupan otros vendedores.

«En Cuba hay 1.000.000 de hectáreas disponibles para entregar, que podrían desarrollar empresas argentinas llave en mano, llevando nuestro know how, sistema de producción, genética, agroquímicos y maquinaria», había afirmado Neme en 2020.

Los principales productos que Argentina vende a la Isla son cereales (el 32,7% de las exportaciones totales), arroz (15,8%), frijoles negros (2,9%), y leche en polvo (2,7%).

Argentina importa cigarros, productos inmunológicos y ron desde Cuba. Durante los últimos años, el déficit comercial cubano fue compensado, en parte, por el sector servicios, debido a que era uno de los principales destinos elegidos por los turistas argentinos.

El convenio contempla la transferencia de conocimientos en materia agroalimentaria, el ingreso a la Isla de maquinaria agrícola e insumos de origen argentino y la concreción de negocios para productores, empresas y cooperativas que participen del entendimiento.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%