Archivada la denuncia de la cubana Mavys Álvarez contra Maradona y su entorno por ‘trata de personas’

Las pruebas fueron enviadas al poder judicial de Cuba, según el juzgado de Argentina.

La cubana Mavys Álvarez con Diego Armando Maradona, cuando ella era menor de edad. INFOBAE

Aunque no descarta totalmente la comisión de delitos, un juzgado de Argentina ha decidido archivar la denuncia que presentó en Argentina la cubana Mavys Álvarez contra el fallecido ex futbolista Diego Armando Maradona y personas de su entorno por presunta trata de personas, entre otros crímenes, según publica Página 12.

El juzgado Criminal y Correccional Federal 6 argumentó en su resolución que «no se refleja ninguna acción al día de hoy reprochable penalmente» y descartó que se haya tratado de un caso de trata de persona, por no tratarse de una relación «con fines de explotación sexual». 

Por otra parte, la resolución señala los «obstáculos procesales» para juzgar el resto de los delitos cometidos por Maradona, fallecido en 2020. En cuanto a los miembros de su entorno, el resto de los delitos habría prescrito, según la resolución.

En noviembre de 2021, Álvarez reveló que Carlos Ferro Viera y Mariano Israelit, amigos del ex futbolista; Guillermo Cóppola, manager, y Gabriel Buono, asistente, la habían convencido de acompañar a Maradona mientras se rehabilitaba de su adicción a las drogas en Cuba. La cubana tenía entonces 16 años y comenzó una relación que describió como «consentida» con la estrella del fútbol argentino

Sin embargo, Maradona la indujo al consumo de drogas y alcohol, según declaró ella el año pasado en entrevista con el periodista Mario Pentón, de América TeVé, e incluso la violó en una ocasión, .

La cubana, que ahora tiene 37 años, viajó a Argentina cuando tenía 17, por deseo del ex futbolista y sin la autorización de sus padres. El permiso fue firmado por Fidel Castro, amigo personal del argentino.

Durante ese viaje, Álvarez fue sometida a una operación de agrandamiento de mamas sin su consentimiento ni el de sus progenitores, pese a que era menor de edad, como constaba en la denuncia presentada por el abogado Fernando Míguez, titular de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático. 

El cirujano argentino Juan Carlos Pintos Barbieri, quien realizó la operación a sabiendas de que Álvarez era menor de edadse exculpó el año pasado en una entrevista, con el argumento de que tenía «el consentimiento de la persona que estaba como representante legal de Mavys en Argentina«.

Aunque la resolución del juzgado señala que podrá continuar la investigación sobre la cirugía practicada a la cubana sin su consentimiento, el tribunal se declaró incompetente y remitió la prueba a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que asignó la investigación por sorteo al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 14.

Las pruebas fueron enviadas al poder judicial de Cuba

El juzgado solo descartó el delito más grave, trata de personas, al considerar, según la resolución, que el relato de Álvarez no refleja hechos que indiquen «un supuesto de explotación» con fines de lucro. Aún si se tratara de un caso enmarcado en la Ley de Trata, esta norma no fue aprobada hasta 2008, siete años después de los hechos denunciados por Álvarez.

Al descartarse el caso como un hecho de explotación sexual con fines económicos también queda desestimado que se trate de un delito de carácter internacional o enmarcado como delito de lesa humanidad, como había solicitado la denuncia. En cuanto al carácter internacional de esta, el juzgado se exime de analizar los posibles delitos cometidos en Cuba y descritos por Álvarez, por razones de «territorialidad».

En tal sentido, indica que las pruebas fueron enviadas al poder judicial de Cuba. Sin embargo, es poco probable exista algún proceso en la Isla dada la implicación en los hechos del difunto Fidel Castro, quien conocía y aprobaba la relación de su amigo Maradona con una menor de edad.

El juzgado no desestima que Maradona haya cometido otros delitos, como corrupción de menores, privación ilegal de la libertad, lesiones, abuso sexual agravado o el suministro de estupefacientes. Pero considera que «los hechos habrían sido realizados principalmente por Diego Armando Maradona con la participación secundaria del resto de sus colaboradores» y marca el «obstáculo procesal» que implica la muerte del ex futbolista, lo que extingue la causa. 

Respecto a los delitos de los que podría acusarse a los miembros del entorno de Maradona, la resolución argumenta que transcurrieron más de 20 años de los hechos denunciados, por lo que «la acción se encontraría prescripta, dado que han transcurrido sobradamente los plazos previstos» sin que se presente en el caso ninguna causal de interrupción y suspensión de la prescripción.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%