Anciana en Cuba no tiene con qué cocinar y pide ayuda en medio oficialista

La señora Martha, en su condición de jubilada, y quién trabajaba para el castrismo, atendiendo los planteamientos de la población en la Asamblea Municipal del Poder Popular en Palma Soriano, ahora exige la atención del régimen ante la problemática que enfrenta.

La anciana de 69 años pide ayuda para conseguir el gas que necesita para cocinar y alimentarse. Foto: Imagen Referencial/ Pixabay

Martha Antonia Crespo Suárez es una anciana de 69 años, de Santiago de Cuba, que sufre a diario porque no tiene gas para cocinar, situación que denuncia a través de un medio del régimen.

La señora Martha, en su condición de jubilada, y quién trabajaba para el castrismo, atendiendo los planteamientos de la población en la Asamblea Municipal del Poder Popular en Palma Soriano, ahora exige la atención del régimen ante la problemática que enfrenta. 

La anciana explicó que desde hace 60 años, cuando los cilindros eran de cien libras, en su casa hay contrato de gas licuado. Sin embargo, actualmente el castrismo solo le da el derecho de recibir dos balitas de diez kilos al año, en la condición de reserva.

Desesperada por la realidad que ella sola vive en su casa, ubicada en la calle Martí No. 160, entre Donato Mármol y Quintín Bandera, en Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba, la anciana de 69 años pide ayuda para conseguir el gas que necesita para cocinar y alimentarse, pues así como ella, muchos de sus vecinos, viven la misma situación inhumana, permitida por el régimen y su desinterés de atender las necesidades de los cubanos.

La señora Martha Antonia no tiene hornilla eléctrica, ni cuenta con ningún electrodoméstico que le permita preparar sus alimentos, y a esto se suma que en el municipio en el que vive, no está permitida la venta de gas liberado.

De esta manera la anciana pasa necesidad en su casa, esperando alguna respuesta del régimen que no recibirá y buscando la solución a un problema que afecta a miles de cubanos en el país.

“Busco una respuesta con sensibilidad, de corazón, como lo ha dicho nuestro Presidente Díaz-Canel. Necesitamos cuadros capaces de dar una respuesta a la población, con el corazón en la mano y mirándose al espejo. Espero una respuesta aun cuando no hubiera solución”

dice Martha Antonia, quien a pesar de lo que está viviendo, deja ver su “credibilidad” en el castrismo que tiene a Cuba en la miseria.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.