Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

El gobierno le otorgó un subsidio de 85 mil pesos, pero se niega a darle el permiso y los materiales para construir en donde estaba su vivienda

Casa destruida por el Huracan Irma 2017 (Imagen de referencia: Periódico Cubano).

Una cubana de la tercera edad y con esquizofrenia lleva 13 años esperando apoyo del gobierno para reparar su vivienda, la cual sufrió un derrumbe total tras el paso del huracán Ike en 2008.

Amarilis Mora Jiménes, hija de la damnificada de 65 años, denunció a CubaNet que su madre dedicó su vida a trabajar para el Estado como planchetista de aviones, a pesar de lo cual la “Robo-ilusión” (Revolución) “nunca la ha querido ayudar”.

Afirma que las autoridades le niegan los permisos para reparar su vivienda porque se encuentra en calidad de “usufructuaria”, por lo que aseguran que no procede para ser un proyecto pues a esas tierras “se les perdió la propiedad y no pueden hacer nada”.

Así, aunque la mujer recibió casi desde el derrumbe un subsidio de 85 mil pesos para levantar la casa, el dinero permanece en el banco desde hace casi 13 años, pues el gobierno se niega a permitirles comprar el material y construir la obra.

En 13 años solo han podido comprar la taza del baño y el lavamanos y ahora corren el riesgo de que el gobierno les quite también el dinero del subsidio por no darle un uso.

“Dicen que ahora puede ser que se lo quiten porque llevan muchos años sin hacerle el proyecto”, explicó Amarilis.

El usufructo es el derecho por el que una persona puede usar los bienes de otra –en este caso siendo el propietario el gobierno cubano –y disfrutar de sus beneficios, con la obligación de conservarlos y cuidarlos como si fueran propios.

Al responderle que por esa condición no pueden permitirle la reconstrucción, las autoridades básicamente le explican que era responsabilidad de la propietaria cuidar la casa del huracán Ike y como esta se derrumbó bajo su cuidado, no le compete al Estado –que ya le había dado una vivienda –ayudarla.

“Hemos ido a donde quiera pero solución no tiene”, afirma Mora.

A esto se suma la falta de apoyo que padece la propia Amarilis con una de sus hijas, a la que asegura le corresponde una chequera por tenerla registrada a su nombre, pues el padre se negó a reconocerla.

No obstante, las autoridades le han indicado que “ella la puede mantener”, esto pese a que padece de un problema en el corazón y de que no tiene un trabajo acorde a su nivel de estudios.

Explica que aunque estudió terapia física,ahora debe dedicarse a la agriculyura pues no hay trabajo para ella,y con lo que gana debe mantener sola a sus dos hijos y apoyar a su madre

Amarilis relata que a su madre “la ha visitado el partido, la ha visitado el gobierno, la ha visitado la técnica que vive aquí en los Pinos, la ha visitado todo el organismo. Se ha quejado y no han podido hacer nada”.

Los casos de ciudadanos damnificados por huracanes de hace 4, 12 y hasta 20 años son frecuente en Cuba, a pesar de las declaraciones del gobierno sobre los subsidios sociales.

Tomado De Periodicocubano

Share This
A %d blogueros les gusta esto: