Amenazas a la prensa independiente, despliegue policial, represión en Cuba antes del Primero de Mayo

Dos periodistas de DIARIO DE CUBA son citados para recibir el mensaje: ‘no salgas el domingo Primero de Mayo’.

Desfile del Primero de Mayo de 2014 en la Plaza de la Revolución. ISMAEL FRANCISCO CUBADEBATE

Más periodistas independientes, incluidos dos de DIARIO DE CUBA, han sido amenazados por la Seguridad del Estado con «consecuencias» si salen el próximo Primero de Mayo, cuando el régimen retoma sus multitudinarios desfiles y para los que vuelve a movilizar a estudiantes, trabajadores y militantes comunistas.

Jorge Enrique Rodríguez, residente en La Habana, quien fue citado el pasado viernes a interrogatorio, dijo que «el mensaje fue directo: no salgas el domingo Primero de Mayo. De lo contrario… atente a las consecuencias».

El también periodista de DIARIO DE CUBA Yoe Suárez recibió otra citación para este jueves presentarse en la unidad de la Policía de Siboney.

«El oficial de la Seguridad del Estado, que se identificó como Capitán Orlando, quería hacerme saber que el Primero de Mayo no tolerarán (los militares, supongo) ‘acciones violentas o provocadoras’«, explicó Suárez tras el encuentro.

«Mi citación fue una de las tantas hechas a activistas y periodistas independientes por estos días«, añade.

Dos fuentes dijeron a esta redacción que cerca de la Plaza de la Revolución «ya hay despliegue de policías» y que «el ambiente allí está tenso».

En estos días han recibido advertencias de no salir el próximo domingo, entre otras personas, Lisbeth Moya, colaboradora de la revista Tremenda Nota; Yadiris Luis, de ADN; Ismario Rodríguez Pérez, quien se desempeña como director de Audiovisuales de la revista independiente Periodismo de Barrio, y la periodista Geisy Guia Delis, quien ocupa el cargo de directora de Podcast del mismo medio.

«La criminalización del ejercicio del periodismo en Cuba debe cesar. Ni Geisy Guia, ni el resto de los periodistas de nuestro equipo o de otros medios independientes, deberían ser acosados por ejercer su profesión», agregó Periodismo de Barrio en un comunicado publicado en Facebook.

Por otra parte, la periodista Miriam Celaya, de 14yMedio, denunció que en la tarde del martes 26 de abril recibió la visita de un agente de la Seguridad del Estado que se hace llamar Alberto, quien le dijo que no le permitiría realizar «ninguna actividad en la calle el 1ro de Mayo», según escribió en su cuenta de Facebook.

El mismo modus operandi se repitió con la reportera de Cubanet María Matienzo y la activista Kirenia Yalit, quienes denunciaron en Twitter haber recibido la visita de dos agentes de la Seguridad del Estado que les advirtieron que el Primero de Mayo está cerca, por lo que les ordenaron «estar tranquilas».

El régimen cubano suele amenazar a periodistas independientes y activistas cada vez que se acercan fechas conmemorativas o visitas de personalidades extranjeras. En muchas ocasiones mantiene recluidos en sus viviendas con vigilancia policial a los ciudadanos hasta que pasa el acontecimiento en cuestión.

La única organización sindical legal en Cuba convocó «a una masiva jornada de movilización para celebrar el Día Internacional de los Trabajadores«. Una nota emitida por la Central de Trabajadores de Cuba, controlada por el Partido Comunista (PCC), y replicada por todos los medios oficiales, señaló que las concentraciones llevarán por «lema Cuba Vive y Trabaja».

Según la convocatoria, será una «expresión de la firme e incondicional decisión de continuar consolidando» el modelo económico-social de desarrollo socialista impuesto por el PCC.

Tras dos años sin poder movilizar a los cubanos hacia su desfile, el Gobierno vuelve a destinar recursos para la transportación de miles de ciudadanos en medio de una grave crisis económica y de desabastecimiento y refuerza la propaganda política.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%