Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Amenazan a periodistas con cargos de “propagación de epidemia”

El periodista independiente Enrique Díaz fue detenido junto al también comunicador Vladimir Turró, y amenazados de ser acusados por el delito de “propagación de epidemia”

El periodista independiente Enrique Díaz, colaborador de la publicación digital CubaNet, fue detenido el lunes en La Habana por espacio de 6 horas junto al también comunicador Vladimir Turró, cuando iban camino a cubrir el desalojo de una familia en los alrededores del mercado Plaza de Marianao.

Díaz dijo a Radio Martí que ambos fueron amenazados de ser acusados por el delito de “propagación de epidemia”.

Sobre las 11 de la mañana, fueron detenidos por un auto patrulla y conducidos a la Sexta Unidad de la Policía. Una vez en el lugar fueron interrogados por agentes de la Seguridad del Estado.

“Llega el agente de la Seguridad del Estado, Magdiel, y procede a interrogar a Turró, y después me llaman a mí. Lo primero que me dicen es que qué hacíamos juntos. Ellos saben que somos periodistas independientes y trabajamos en equipo. Después empezó a hablarme sobre el tema del coronavirus y lo que estamos transmitiendo de forma extraoficial sobre la pandemia”, explicó Díaz.

El reportero independiente dijo que luego se lo llevaron en un auto a él solo a San Agustín, en el Cotorro, a “una de las casitas de esas que ellos tienen”, para continuar interrogándolo.

“Había un frío horrible ahí adentro. Empezaron otra vez con el mismo tema del coronavirus, fueron insistentes en esto, que podíamos ser acusados por propagación de epidemias”, afirmó Díaz.

Según el comunicador, los agentes le dijeron que “el trabajo que estábamos haciendo pudiera… como está la situación en Cuba en estos momentos, con los precios y los ánimos un poco caldeados, que tuviéramos mucho cuidado con este tema no fuera a ser que propiciáramos inconformidad entre la población”.

Al cabo de un rato me dejaron solo, y me volvieron a sacar. Me dejaron por la Plaza de Marianao, contó.

Aunque no fueron acusados formalmente de nada, con la detención arbitraria la policía política impidió que los periodistas independientes cubrieran el desalojo e hicieran su trabajo. “Perdimos todo el día”, se lamentó el comunicador.

Desde 2018 los activistas y periodistas independientes de Cuba han denunciado una escalada de las acciones represivas contra ellos. El régimen busca silenciarlos mediante intimidaciones, amenazas y arbitrariedades, pero muchos no cejan en su empeño profesional, aun cuando ejercer el periodismo en Cuba conlleve hacerlo con temor.

El Estado contra la libertad de prensa y expresión

En 2020, según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el Estado cubano ha incrementado este año la censura y la represión contra medios independientes con detenciones, agresiones y amenazas a periodistas críticos.

La entidad, fundada en La Habana en 1943 y que representa a más de 1.300 medios del continente americano, asegura en su informe 2020 que periodistas independientes en Cuba han sido “detenidos, retenidos, amenazados y golpeados” y “se les ha prohibido salir de sus viviendas o del país”.

La SIP detalla específicamente 5 casos de informadores a quienes el “régimen” cubano ha prohibido salir de sus casas y sometido a vigilancia, así como 13 que han sido arrestados por la policía y otros 18 que sufrieron allanamiento de su vivienda, decomiso de equipos, interrogatorios o multas.

El informe recuerda, que “en septiembre fue liberado el único periodista que estaba encarcelado, Roberto de Jesús Quiñones, tras cumplir casi un año de condena” y recoge que este informador denunció haber recibido maltratos y amenazas por intentar publicar textos desde prisión.

Etecsa, el monopolio estatal de telecomunicaciones de Cuba, “bloqueó decenas de sitios de medios independientes como 14ymedioDiario de CubaCubaNetCibercubaEl EstornudoADN Cuba y Tremenda Nota“, indica el texto de la SIP, y puntualiza que en 2020 “también creció la creación de cuentas que suplantan identidad de opositores y periodistas independientes, así como el uso de trolls y cuentas falsas”.

En Cuba, donde el gobernante Partido Comunista es el único permitido, están prohibidos los medios de comunicación no estatales, si bien en los últimos años han surgido plataformas privadas o independientes con dominios alojados en el extranjero que informan sobre la realidad del país desde una perspectiva no oficialista.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: