“Tantas cosas por hacer, un país en ruinas por la ineficiencia de ineptos al mando, y ocupan su tiempo en la amenaza”, denunció el periodista

Periodista Hector Luis Valdés Cocho. 

MIAMI, Estados Unidos.- El periodista independiente cubano Hector Luis Valdés Cocho denunció a través de la red social de Facebook haber sido amenazado de muerte en un mensaje anónimo enviado a su teléfono celular.

El también activista y colaborador del diario italiano La Nazione, relató en una publicación en esa red social, acompañada de la captura de pantalla del citado mensaje, que inicialmente recibió una llamada telefónica de un número desconocido en horas de la madrugada.

Valdés Cocho no respondió la llamada, y poco después recibió el texto en el que entre otras cosas le advirtieron que podría amanecer “con la boca llena de moscas”, o peor, “no aparecer”, si seguía “diciendo mentiras de nuestra revolución”.

“Mi admirador secreto me despierta con una llamada de número desconocido, pero al yo tener como hábito no contestar si no conozco el número, pues me manda este mensaje halagador, digno de represores sin escrúpulos ni moral y mucho menos amor al prójimo”, escribió.

Según el periodista, “muchos de mis seguidores llamaron a este número, y les salió un muchacho diciendo que él no sabía quién yo era”.

“O el muchacho está en complicidad con la Seguridad del Estado y está mintiendo, o ETECSA, en complicidad con la Seguridad del Estado, clonó el número de un usuario (…) para efectuar mensajes amenazantes a personas que disienten del sistema comunista”, dijo el activista.

“Tantas cosas por hacer, un país en ruinas por la ineficiencia de ineptos al mando, tantos robos autorizados por policías corruptos, y estos escasos de cerebros ocupando su tiempo en la amenaza por vía SMS o mensajería instantánea”, dijo el periodista independiente en su página, Alza tu Voz Cuba.

“Cambien de estrategia, esta conmigo no funciona, es por gusto”, sentenció.

Las amenazas y el hostigamiento a los periodistas independientes son estrategias comunes de las fuerzas represivas del régimen de La Habana, que pretende acallar las voces que se levantan desde la Isla para contar la realidad de los cubanos.

La prensa independiente ha sido criminalizada por el gobierno y la prensa estatal, y los comunicadores cubanos se enfrentan a detenciones, multas, arrestos domiciliarios y amenazas que involucran incluso a sus familias.

Tomado De CUBANET

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.