Alto funcionario de EE.UU. acusa a los departamentos de Defensa y de Estado de retener información sobre lo que pasó en Afganistán

Anuncios

El inspector general para la reconstrucción de Afganistán, John Sopko, considera que «la imagen completa de lo que ocurrió en agosto» solo se revelará con la publicación de datos hasta ahora clasificados.

Imagen ilustrativa.Bob Strong / Reuters

Los departamentos de Estado y de Defensa de EE.UU. ocultan información clave sobre lo ocurrido en Afganistán durante el pasado mes de agosto, cuando los talibanes llegaron al poder. Así lo denunció este viernes el inspector general especial para la reconstrucción de Afganistán (SIGAR, por sus siglas en inglés), John Sopko.

«La imagen completa de lo que ocurrió en agosto -y todas las señales de advertencia que podrían haber predicho ese resultado- sólo se revelará si se hace pública cierta información que los departamentos de Estado y Defensa ya han restringido», aseveró Sopko este viernes durante la conferencia anual de la Asociación de Reporteros y Editores Militares, celebrada en Arlington (Virginia) y transmitida por C-SPAN.

Según el alto funcionario, si los datos fuesen revelados, esto «casi seguro que habría beneficiado al Congreso y a la opinión pública a la hora de evaluar si se estaba avanzando en el país centroasiático», así como para determinar si Washington «debió haber terminado» sus actividades allí más temprano.

En paralelo, el inspector denunció que el Departamento de Defensa habría supuestamente limitado, a petición del entonces Gobierno de Afganistán, el acceso a informaciones que se remontan al año 2015. En particular, se trataría de documentos sobre el nivel de preparación táctica y operacional de las fuerzas armadas afganas, sus bajas y deficiencias, entre otros.

Según Sopko, esa sería «casi toda la información que se necesitaba para determinar si las fuerzas de seguridad afganas eran una verdadera fuerza de combate o un castillo de naipes a punto de caer».

En una entrevista concedida a la radioemisora NPR, el inspector reiteró la necesidad de desclasificar la información encubierta. Según estimó, el acceso fue restringido para «proteger al Gobierno afgano de la vergüenza«.

«No hay un Gobierno de Ghani [expresidente que huyó del país tras la toma de Kabul por parte de los talibanes]. Ya no hay Gobierno afgano. Así que pensamos que esa información debe ser entregada inmediatamente al SIGAR, al pueblo estadounidense y al Congreso, en un formato no clasificado», aseveró.

TOMADO DE ACTUALIDAD.RT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.