Alquilan central flotante para generar electricidad en Cuba

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

El barco de la compañía turca será el segundo de su tipo anclado en el puerto del Mariel

Las turbinas generadoras de electricidad instaladas en barcos flotantes se alimentan de combustibles fósiles, ya sea petróleo o gas. (Foto: Cubadebate)

El gobierno cubano alquiló los servicios de la empresa turca Karadeniz Holding que brinda energía eléctrica mediante una central flotante, según comunicó Lázaro Guerra Hernández, director técnico de la Unión Eléctrica (UNE).

El barco, que recibe combustible para sus motores trabajen en la generación, será capaz de entregar 130 megawatts (MW) de potencia al Sistema Eléctrico Nacional a partir de su atraque en el puerto del Mariel.

De acuerdo con la información difundida por la UNE, con esta nueva contratación ya son dos las patanas ancladas en el occidente de Cuba que generan electricidad lo cual ubica al país entre “un grupo de nueve naciones con instalaciones flotantes para la producción de electricidad, además de ser el primero en América Latina”.

Pero, ¿Estar en ese grupo es motivo de orgullo o vergüenza? ¿El negocio sale caro o barato? ¿La energía generada es limpia o sucia para los estándares de la agenda global contra el cambio climático? Estas preguntas no fueron abordadas en el breve comunicado de la UNE, sin embargo, las respuestas parecen evidentes.

Las plantas de generación flotante de energía fueron ideadas como una solución de emergencia para casos de catástrofe donde el barco llega a un puerto y desde allí con rapidez, pues todo el sistema ya está ensamblado y no hay que instalar nada ni hacer obra civil, se comienza la producción de energía. Entonces la contratación de una central eléctrica flotante es un reconocimiento de que el país está en una situación de emergencia en la cual ha caído por no invertir en la construcción de más centrales eléctricas, incluidas las de energía renovable.

Por sus características de fácil acceso, flexibilidad, poco espacio a utilizar y disponibilidad las centrales eléctricas flotantes son posiblemente la vía más cara para generar electricidad. Es lógico que así sea pues los dueños de este negocio están brindando servicio en situación de emergencia y se aprovecharán para cobrar bien caro su servicio. Además, en última instancia se trata de un alquiler y cuando se termine el contrato o el proveedor así lo decida podrá irse del lugar y el país se quedará si esa electricidad pues nunca fue suya, era arrendada.

Por otra parte, el combustible para la generación debe ser suministrado por el cliente, es decir, Cuba tiene que entregarle el combustible a la compañía turca Karadeniz Holding que solo se encargará de producir la electricidad con la materia prima que se le entregue.

Las turbinas generadoras de electricidad instaladas en barcos flotantes se alimentan de combustibles fósiles, ya sea petróleo o gas. En cualquiera de los casos son fuentes de generación “sucia” que dañan el medio ambiente y van en contra de la agenda mundial contra el cambio climático que exige la transición energética hacia fuentes renovables de energía que son menos contaminantes.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.