Alexander Pupo reveló haber padecido de COVID-19: prefirió quedarse en su casa que acudir a un hospital

Alexander Pupo contó que su experiencia fue verdaderamente dura, donde incluso indicó haber estado muy cerca de la muerte.

Alexander Pupo afirmó haber pasado días duros batallando contra el COVID-19 / Foto: Composición CPEM

El médico cubano Alexander Pupo, conocido ya por sus ideas contrarias al régimen castrista y su apoyo a la libertad de Cuba, reveló que padeció de COVID-19 y, además, tuvo que combatir contra la enfermedad dentro de su casa.

A través de su cuenta de Facebook, el galeno contó que fue una decisión propia la de quedarse en su residencia, en la que influyó, principalmente, el riesgo que conllevaría entrar en un centro médico estatal.

“Sé que para mí entrar en un hospital y someterme a un tratamiento o cualquier procedimiento médico, conlleva un riesgo alto, que en mi caso particular estoy dispuesto a evitar lo más que se pueda”,

escribió Alexander Pupo.

Asimismo, aseguró de no dudar de sus colegas médicos, sin embargo, también afirmó que “las cosas pueden ocurrir a puertas cerradas y con la presión adecuada”.

“Tampoco hubiera significado una gran diferencia cuando hoy por hoy adquirir una cama en un hospital para tratamiento es un privilegio al que no todos pueden acceder, y de hacerlo, las propias carencias harían de mi ingreso un calvario”.

Con la firme intención de no querer quedar en manos de la Seguridad del Estado, Alexander Pupo contó que su experiencia fue verdaderamente dura, indicando incluso haber estado muy cerca de la muerte. Medicamentos vencidos, o la compra de otros a precio irracional, fueron parte de la dramático momento.

“Me tracé la meta de sobrevivir un día a la vez y puse mi vida en las manos de Dios (…) no permitiría que alguien mal intencionado pusiera sus garras sobre mí o hicieran un show con mi salud”.

En consecuencia a la enfermedad, el médico cubano confesó haber perdido hasta 15 kilos de peso corporal, además de sufrir daños en sus pulmones. De igual forma, estuvo más de 10 días con fiebre de al menos 39 grados.

Como en Cuba todo este tipo de situaciones dan pie al descaro y la falta de empatía, Pupo indicó que le cobraron 25.000 pesos por un tratamiento de Rocephin y 4.000 por azitromicina. “Sentí la impotencia que deben sentir muchos al saber que su vida depende de un sistema corrupto que no se preocupa por otra cosa que por sus números ante la opinión pública internacional”, sentenció de forma tajante.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%