Alerta por casos de leptospirosis en Camagüey: se complica el panorama de salud en Cuba

Al agravamiento de la epidemia de dengue y el repunte del Covid-19 se suma una enfermedad muy peligrosa.

Dos enfermeras atienden a un paciente ingresado en un hospital de Cuba. AGENCIA CUBANA DE NOTICIAS

Al agravamiento de la epidemia de dengue, que este verano golpea con fuerza a varias provincias cubanas, causa más de 3.000 casos reportados oficialmente y provocó al menos tres muertes, dos de ellos niños, se sumó que las autoridades de salud lanzaron una «alerta epidemiológica de leptospirosis».

De acuerdo con el reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias, que no ofreció detalles ni cifras, esa zoonosis transmitida por el contacto con la orina de animales infectados, está al alza en Camagüey.

Según Carlos Morán Giraldo, director provincial de salud, si la leptospirosis no es tratada a tiempo puede producir infecciones potencialmente mortales de los riñones, el hígado, el cerebro, los pulmones o el corazón.

Por ello pidió, ante síntomas como fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y abdominales, vómitos y diarrea, ir al médico, por cuanto podría tratarse lo mismo de un caso de dengue que de la dolencia provocada por la bacteria leptospira.

Asimismo, las autoridades de Salud Pública en Camagüey exhortaron a la población a desratizar las viviendas, eliminar los micro vertederos de las comunidades, hervir y tratar el agua de beber y mantener una higiene absoluta en el momento de cocinar los alimentos.

No obstante, las condiciones higiénicas de muchas ciudades cubanas, sobre todo La Habana, son fuente de denuncias y preocupación de los cubanos. Las aguas albañales en zonas habitadas y los vertederos de desechos facilitan la proliferación de roedores y de toda clase de insectos.

La actual situación epidemiológica se produce mientras los casos de Covid-19 inician un leve repunte, debido según el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), a la circulación en la Isla de variante Ómicron y su serotipo BA.5, la más contagiosa identificada hasta la fecha.

Por esa razón, el Gobierno ordenó retomar el uso obligatorio del nasobuco en el transporte público y los círculos infantiles.

En cuanto al dengue, estadísticas citadas el martes pasado en La Habana por Carilda Peña García, viceministra del Salud Pública, arrojan un crecimiento en la tasa de incidencia en la Isla en los últimos meses.

«En abril fue de 12,2 casos por 100.000 habitantes y en junio escaló hasta 46,3. En la pasada semana de julio, la número 28 del año, la tasa de incidencia se situó en 27,91 casos por 100.000 habitantes», citó el portal oficial Cubadebate.

Según Peña García, la infestación por Aedes aegypti en el ciclo abril-mayo-junio fue de 21.505 focos más que en igual periodo del año anterior. Por encima de la media nacional se encuentran las provincias de Holguín, Camagüey, Pinar del Río, Santiago de Cuba, Villa Clara, Camagüey, Matanzas y Sancti Spíritus.

El titular del MINSAP, José Ángel Portal Miranda, dijo previamente que al cierre de la semana 28 de este año (del 11 al 16 de julio), Cuba tenía transmisión de dengue en ocho provincias (Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Las Tunas, Holguín y Guantánamo), 16 municipios y 23 áreas de salud.

Al cierre de la información, por esa causa estaban ingresados en las salas de cuidados intensivos 32 pacientes (29 reportados en estado grave y tres en estado crítico).

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%