Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Alejandro Gil dice que permitir a los cubanos realizar importaciones ‘no ayudaría a proteger a la economía ni a la población’

El ministro de Economía afirma que la estrategia de captar divisas a través de las tiendas en MLC ‘está funcionando’.

El ministro de Economía cubano, Alejandro Gil. RAZONES DE CUBA

El ministro de Economía cubano, Alejandro Gil Fernández, afirmó durante la más reciente emisión del programa televisivo Mesa Redonda que permitir a los ciudadanos importar productos del extranjero «sería un error» que no ayudaría a proteger a las finanzas del país ni a la población.

«Cuando explicamos la razón de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC), uno de los argumentos era precisamente que las divisas se estaban yendo del país por esa vía. Nosotros no teníamos posibilidad de abastecer los mercados y proveer de recursos a la población», afirmó el funcionario.

«Si no captamos la divisa para estimular y financiar nuestra industria, estaría desconectada de ese mercado, no estaríamos en condiciones de proveer bienes, de generar empleos, de desarrollar la industria nacional y eso, en definitiva, afecta al pueblo, a los propios trabajadores por cuenta propia, que no tendrán insumos para desarrollar otras actividades», agregó.

Gil Fernández dijo también que la estrategia de captar divisas a través de las tiendas en MLC «está funcionando», aunque la población cubana no ha visto los resultados, pues los mercados de la Isla continúan sumamente desabastecidos.

«Que no tenemos el nivel de oferta que deberíamos para satisfacer la demanda solvente del país, es real. Pero hay que comprender que nosotros llevamos funcionando casi un año en condiciones de pandemia, desde marzo de 2020. El turismo está afectado totalmente, el bloqueo viene desde más atrás, la suspensión de los cruceros», dijo el ministro.

La importación por personas naturales «pudiera parecer, a simple vista, una solución a corto plazo, pero, reitero, sería una medida que afectaría a la economía, haría más lento el proceso de recuperación y disminuiría las posibilidades que tiene la economía de imponerse a este escenario y darle mayor calidad de vida a nuestra población», añadió el funcionario.

Listado de actividades

El ministro de Economía también afirmó que, tras la publicación del listado de actividades prohibidas para ejercer de forma privada, la mayor parte de las opiniones recibidas de la población fueron «muy favorables», contrastando con las críticas realizadas por muchos profesionales y economistas en las redes sociales.

Gil Fernández también reconoció que actualmente «no están creadas todas las condiciones desde el punto de vista de suministros e insumos» para el sector privado y afirmó que tener un abastecimiento estable en los mercados mayoristas «es un objetivo por alcanzar».

Aunque el funcionario dijo que el listado de actividades prohibidas había recibido pocas críticas, afirmó que hay una matriz de opinión que «está buscando la forma de atacarnos, de cuestionar todo lo que hacemos, de no ver la ampliación desde el punto de vista positivo, sino desde lo poco que no se permitió».

«No hay ninguna exclusión, esta es una política totalmente inclusiva. De hecho, en los profesionales de la lista que ya estaba permitida, no hay ningún retroceso. En la nueva política se eliminó la restricción temporal que tenía el programador de equipos de cómputo; se incluyó la posibilidad de veterinario de animales afectivos», agregó, sin mencionar que algunas de esas adiciones respondieron a campañas de la sociedad civil.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social, María Elena Feitó Cabrera, dijo que el 66% de las opiniones recibidas fueron sugerencias, el 33% dudas e inquietudes, y solo el 1% «se corresponde con una matriz crítica mínima».

La funcionaria insistió en que no están prohibidas actividades como la comercialización de productos agropecuarios, la creación de jardines botánicos, la venta de hierbas medicinales, de hielo, las investigaciones científico-técnicas, la fabricación de artículos de plástico, la elaboración de jabones y la edición, maquetación e impresión de tesis.

Actividades artísticas

Feitó Cabrera afirmó que un grupo de actividades artísticas como son la producción cinematográfica y de audiovisuales, así como las editoras musicales y sellos discográficos no están prohibidas, sino que deben ser aprobadas a través del Registro del Creador.

«Una galería de arte está diseñada para la promoción y comercialización del arte, y ese arte no forma parte del trabajo por cuenta propia. Para que se apruebe y funcione tiene que cumplir con la política de las artes plásticas, que tiene requisitos de promoción, exhibición y comercialización. Eso lo hacen los creadores, que están en un registro», agregó.

Sobre las actividades relacionadas con el sector turístico, la ministra dijo que se decidió prohibir a los guías, pues ha habido antecedentes negativos con dicha labor, por lo que «se definió que no se puede hacer esta actividad».

Tras la publicación del listado de actividades económicas prohibidas fuera de las entidades estatales fueron numerosos los profesionales cubanos que mostraron su descontento en las redes sociales.

Entre las actividades prohibidas para el sector privado se encuentra el periodismo, la producción audiovisual y cinematográfica, las grabaciones y ediciones musicales, las actividades de programación cultural de la música, las artes escénicas, las artes plásticas, las actividades inmobiliarias, jurídicas y de contabilidad, así como las de arquitectura, ingeniería y la investigación científica.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: