Prácticamente casi en su totalidad, Villa Clara se encuentra sin acceso, con deslizamientos que se aproximan a la zona limítrofe con Sancti Spíritus.

En el Puente La Moza, han impedido el tránsito de unidades vehiculares con pasajeros a bordo, por lo que deben hacerlo progresivamente a pie, debido al daño en la estructura / Foto: Francisnet Rondón

En su paso por Cuba, la tormenta ETA ha causado estragos y Villa Clara lo resiente. La prensa oficial da aviso de dramáticas inundaciones producto de las fuertes lluvias, un escenario que se ha repetido durante este 2020, con una fuerte actividad ciclónica. Distintos puentes en el municipio Manicaragua son ejemplo de cuán aguda es actualmente la condición producto de las precipitaciones.

La situación definida desde el Consejo Provincial de Villa Clara es permanecer en fase de alarma, lo que a efectos de las autoridades locales significa la paralización de todos los servicios, sosteniendo la producción solo en “lo imprescindible”.

Es así el caso de los puentes Arroyo Los Pasos, Guamajal y Consejo Popular 2, que han sufrido debido al crecimiento de ríos, hoy desbordados. Inclusive carreteras que comunican los poblados con sus municipios cabeceras han quedado obstaculizadas por completo, debido a las fuertes lluvias, mientras la recomendación de las autoridades es evitar la circulación para controlar sin pérdidas humanas.

Más allá de las inundaciones, el daño también es estructural. Al menos así confirman las autoridades provinciales desde Manicaragua, considerando que el puente que comunica Santa Clara, municipio cabecera con esta jurisdicción,  ha sufrido los embates – además del ya desgaste en desinversión – y se encuentra hoy “parte de la base de la tierra” desprendida, motivo por el que han solicitado que se limite la circulación de transportes pesados como camionetas y ómnibus, que representan un mayor peso y por ende mayor riesgo para la estructura. ¿La solución momentánea? Las unidades deben circular sin pasajeros, quienes lo andarán a pie hasta el otro extremo.

En horas de la noche las precipitaciones se incrementan y con ello las inundaciones. La presa Santa Clara lo demuestra, en momentos donde prácticamente casi en su totalidad, Villa Clara se encuentra sin acceso, con deslizamientos que se aproximan a la zona limítrofe con Sancti Spíritus.

Placetas ha vivido lluvias que superan los 400 milímetros, lo que ha provocado una “especial” vigilancia sobre quienes hacen vida en el poblado Falcón. Y el pronóstico actual es que las lluvias proseguirán, volcándose hacia las presas, dejando varios municipios en riesgo, incluida la ciudad de Santa Clara.

Derrumbe en el puente Guamajal / La Vanguardia

Las autoridades provinciales añadieron además que las intensas lluvias en la provincia han provocado además afectaciones en las siembras de café, específicamente en al menos diez toneladas, además de 3 mil latas que están en la fase de maduración. Indicaron también que otros productos como el plátano, el maíz y la yuca han sufrido el impacto de las lluvias-

En torno a la producción animal, hay garantía “por algunos días”, acorde a la reseña de La Vanguardia, prensa oficial, mientras que trabajadores y animales se “resguardan” del temporal.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.